Juez envió a la cárcel a joven militante nazi

Ordenó su reclusión por generar "alarma pública"

"Me inspira la figura del Führer". Con esas palabras, el joven de 20 años detenido en el departamento de Salto confesó su admiración por Adolf Hitler.

El juez penal Javier Arias lo procesó ayer por el delito de "incitación al odio, desprecio o violencia hacia determinadas personas" y si bien la figura legal admitía que el procesamiento se dispusiera sin prisión, el magistrado ordenó la reclusión del joven debido a la "alarma pública" que generó el caso, informó a El Observador el vocero de la Suprema Corte de Justicia, Raúl Oxandabarat.

El jueves se allanó la vivienda que el joven compartía con sus padres, a raíz de las publicaciones que había realizado en Facebook incitando al odio racial. El salteño, que creó el perfil con el nombre falso de Emanuel Sneck Beckenbauer, fue detenido y se le realizó una pericia psiquiátrica que determinó que era imputable. Más allá de ese resultado, el abogado del joven presentará la historia clínica de su cliente en la que consta -según el defensor- que padece trastornos psicológicos.

El procesado asumió que la cuenta apócrifa le pertenecía y ratificó ante el juez cada comentario que había escrito. Aseguró que Hitler "levantó" a un país que estaba en la ruina y eliminó todo lo que no servía. En los posteos llamó a matar a "judíos, homosexuales y negros".

En su casa, los agentes encontraron una boina con una calavera y el águila del nazismo. El brazalete con la esvástica, que usó para retratarse en varias fotografías, fue tirado a la basura por su padre luego de encontrarlo. El joven declaró que su admiración por el nazismo comenzó hace tres o cuatro años en Brasil, donde vivió.

El procesado declaró que compraba la indumentaria nazi en la tienda Kamuflados en Kombate, situada en la Galería Central de Montevideo. El dueño de este comercio fue denunciado ante la Institución Nacional de Derechos Humanos y declaró ante efectivos de inteligencia meses atrás.

La investigación de los agentes de Inteligencia sobre los vínculos del joven continuará. El joven fue recluido ayer en la cárcel de Salto.

Pena de seis a 24 meses de prisión

El delito imputado al joven simpatizante del nazismo de Salto está previsto en el artículo 149 bis del Código Penal, que establece que "el que públicamente o mediante cualquier medio apto para su difusión pública, incitare al odio, al desprecio, o a cualquier forma de violencia moral o física contra una o más personas en razón del color de su piel, su raza, religión y origen nacional o étnico, orientación sexual o identidad sexual, será castigado con seis a 24 meses de prisión".