Juez Gómez y fiscal Zubía fueron amenazados de muerte y tendrán custodia policial

La amenaza llegó de parte de familiares de los involucrados en el ataque al abogado penalista Gustavo Bordes
El juez José María Gómez y el fiscal Gustavo Zubía fueron amenazados de muerte y el Ministerio del Interior les pondrá custodia policial.

Según informó Subrayado, fueron amenazados de muerte a través de un audio por familiares de uno de los detenidos por encubrimiento en el caso de sicariato contra el abogado Gustavo Bordes.

Por su parte, en rueda de prensa el fiscal de Corte, Jorge Díaz, prefirió no dar detalles sobre el caso con el que están vinculadas las amenazas. Del mismo modo, evitó dar información sobre las acciones policiales que se han emprendido para ubicar a los responsables.

Al respecto, señaló que ya se tomaron las medidas necesarias para prevenir los riesgos y afirmó que la Fiscalía continuará trabajando como de costumbre. "La Fiscalía General de la Nación y sus fiscales siguen desempeñando normalmente sus funciones y lo seguirán haciendo porque no tenemos miedo en este tipo de situación", subrayó.

Agregó que en sus cinco años como fiscal de Corte, esta es la segunda vez que se dan "situaciones de riesgo relacionadas con fiscales". Comentó que la semana pasada la fiscalía mantuvo una reunión con la Asociación de fiscales para conocer sus reclamos y en ningún momento el tema seguridad estuvo sobre la mesa.

"Nosotros estamos dispuestos a estudiar, analizar y tomar todas las medidas que sean necesarias para poder seguir desempeñando nuestra función normalmente. Ni la institución, ni ninguno de los fiscales va a dejar que nos amedrenten", aseveró.

El fiscal Zubía dijo a El Observador que anda armado y está tramitando un segundo porte de armas para tener otra. Si bien se negó a dar detalles de cómo fue la amenaza, dijo que desde hace tiempo usa un arma y ahora tendrá otra.

Gómez y Zubía actuaron en el caso de la amenaza al abogado Bordes que terminó con el procesamiento con prisión de un hombre de 33 años, quien gatilló un arma en la cabeza del abogado penalista. El individuo fue procesado por homicidio muy especialmente agravado en grado de tentativa, en concurrencia con un delito de privación de libertad y de hurto.

Por este mismo caso fueron indagadas cuatro personas allegadas al sicario, de las cuales dos resultaron procesadas con prisión por encubrimiento.

Populares de la sección