Juez pide al BCU que informe por qué cree que Sanabria lavó dinero

Solicitará a la institución todos los datos relativos a Cambio Nelson

Determinar si el propietario de Cambio Nelson, Francisco Sanabria, incurrió en un delito de lavado de activos se ha convertido en uno de los principales objetivos del juez de la causa, Marcelo Souto. Por eso, tras varios días alejado de la investigación debido a un viaje de estudio, el magistrado decidió solicitarle información al Banco Central (BCU) sobre transacciones que hubiera realizado el empresario fernandino y exdiputado suplente por el Partido Colorado.

Según dijo el presidente del BCU, Mario Bergara, en la comisión de Hacienda del Senado, hay "indicios" de que Cambio Nelson realizó actividades financieras que pueden constituir el delito de lavado de dinero. Hasta el momento Souto maneja información que también hace sospechar que se cometió ese delito, como una supuesta transferencia al exterior de US$ 2,5 millones, pero ahora buscará la colaboración del BCU para ampliar esa información.

Desde el 1º de marzo, la Unidad de Información y Análisis Financiero dispuso la inmovilización de los activos de la empresa y de todos sus socios, los hermanos Francisco, Guillermo y Paula Sanabria.

Lea también: Banco Central sospecha de lavado en Cambio Nelson

De confirmarse que hubo lavado de activos, el caso pasaría de la Justicia de Maldonado a la del Crimen Organizado en Montevideo; además eso permitiría que la Justicia emita una orden de captura internacional contra Sanabria, ya que actualmente solo pesa una orden nacional.

Citaciones

Además, a última hora del lunes 20 Souto decidió citar a declarar en calidad de indagados a tres personas que trabajaban en Cambio Nelson, de modo de determinar si tuvieron participación en la creación de depósitos informales por fuera del sistema financiero, y su posterior desaparición.

La Justicia ya se ha entrevistado con varios trabajadores de Cambio Nelson y todos ellos sabían que allí se ofrecía el servicio de hacer depósitos, pese a que la normativa del BCU lo prohíbe. Debido a que tres de los citados a declarar ocupaban cargos de decisión en la compañía, sobre ellos podría caer algún tipo de responsabilidad delictiva.

Además, ayer fueron citados a declarar 11 denunciantes que se sumaron en los últimos días y que, o bien perdieron dinero que tenían ahorrado en el cambio, o recibieron de parte de Sanabria cheques sin fondo. En total se estima que hay más de 20 denuncias presentadas en la Justicia contra Cambio Nelson.

Los investigadores estiman en US$ 10 millones la cantidad de depósitos que administraba el cambio. Esa información surge a partir de una lista que fue incautada en uno de los 14 allanamientos realizados por una unidad especializada en delitos financieros de Interpol.

El presidente del Banco Central (BCU), Mario Bergara, había dicho en la comisión de Hacienda del Senado que el cambio tenía 379 clientes con cuentas informales, y que solo 22 de ellos concentraban más del 80% del total de los fondos, es decir unos US$ 8,5 millones. Hasta ahora el juez del caso ya citó a declarar a esos 22, varios de los cuales no habían presentado ninguna denuncia ante la jefatura del Maldonado, pese a haber perdido grandes sumas de dinero.

Sanabria permanece prófugo desde el 23 de febrero, cuando cerró de forma repentina el cambio que había heredado de su padre, el exsenador colorado Wilson Sanabria. Al enterarse de esa situación, varios clientes comenzaron a presentar denuncias en la Jefatura de Policía de Maldonado, lo que sacó a la luz una maniobra mediante la cual se ofrecía el servicio de depósitos y el pago de intereses, algo prohibido por la regulación del BCU.

Las deudas de Francisco Sanabria

Las deudas del empresario Francisco Sanabria sobrepasan los US$ 20 millones, según surge de los expedientes que inició ante la Justicia concursal para intentar salvar las empresas que tiene, entre ellas el Cambio Nelson, una empresa de alquiler de autos, tours y organización de eventos y el tambo familiar. El cambio y la explotación agropecuaria son los emprendimientos que concentran la mayoría de las deudas. En ambos expedientes, Sanabria propone pagar el 50% de la deuda, en el caso del cambio en 24 cuotas bimestrales (cuatro años), mientras que por el campo sería en 36 cuotas bimestrales (seis años).
Según pudo saber El Observador, la Justicia penal ya solicitó copia de estos expedientes para determinar quiénes son los acreedores del empresario, en particular aquellos dentro de la categoría "financieros no bancarios". Se trata de particulares de Maldonado que prestaron por montos de US$ 580 mil, US$ 600 mil y US$ 150 mil, con tasas de interés de entre 12% y 14% anual. Sin embargo, las deudas declaradas en los expedientes no incluyen información sobre los depósitos desaparecidos, que ascienden a US$ 10 millones. Como los investigadores no descartan que existan más cuentas informales, no hay certezas sobre cuál es la deuda real de Sanabria.




Populares de la sección

Acerca del autor