Jueza envió a la cárcel a exmilitar que confesó torturas durante la dictadura

Se trata de Asencio Lucero; fue imputado por "reiterados delitos de privación de libertad"

La jueza penal Julia Staricco dispuso este miércoles el procesamiento con prisión del capitán retirado Asencio Lucero por "reiterados delitos de privación de libertad" durante la dictadura (1973-1985). El militar fue imputado en la misma causa y por el mismo delito que el año pasado fue enjuiciado el extupamaro Héctor Amodio Pérez, quien actualmente cumple reclusión domiciliaria en la casa de su hermana.

La denuncia por la que fueron imputados Lucero y Amodio Pérez fue presentada en el año 2011 por un grupo de ex presas políticas que denunciaron torturas y abusos sexuales mientras permanecieron privadas de libertad.

Staricco dijo a El Observador que si bien a fines de 2014 el fiscal Carlos Negro había solicitado el procesamiento de Lucero por los delitos de "tortura" y "privación de libertad", ella entendió que la primera figura no se puede aplicar porque no existía como delito al momento de los hechos, más allá de quue efectivamente las torturas tuvieron lugar. Entonces, el militar retirado fue procesado por su participación en sesiones de interrogatorio a los detenidos, explicó la jueza.

Al brindar declaración, el militar retirado reconoció que durante la dictadura, los detenidos eran sometidos a apremios para obtener información. Incluso, el mes pasado, en una entrevista con Televisión Nacional de Uruguay, Lucero reconoció públicamente el trato que se le brindaba a los presos políticos, aunque dijo que él no participó directamente de sesiones de tortura. "Yo presionaba psicológicamente. Se llama ablandamiento, no es tortura", dijo el militar retirado, que se desempeñó como responsable de Inteligencia en el Regimiento de Caballería Nº 9.

Amodio Pérez, el exdirigente tupamaro que volvió a Uruguay el año pasado para presentar un libro luego de permanecer en España durante más de 40 años, pidió, antes de ser detenido por la Policía, que lo sacaran del hotel donde se presentó la publicación escondido en el baúl de auto para de esa forma evadir el accionar policial.


Populares de la sección