Juicio por US$ 500 mil contra ASSE por caso de mala praxis

El caso ocurrió en 2013; bebé nació y murió a la semana

Una mujer presentó una demanda civil por US$ 500 mil contra la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) por la actuación del personal del hospital de Paso de los Toros (Tacuarembó) al que señala por diversas irregularidades en el procedimiento seguido para realizarle una cesárea de urgencia en la que nació su bebé, que murió siete días más tarde.

En agosto de 2013, la demandante —que entonces tenía 18 años— estaba embarazada a término y consultó por pérdida de líquido y contracciones. Permaneció internada durante una hora y se le dio de alta con diagnóstico de preparto. Pasaron cinco días y volvió al hospital de Paso de los Toros por una situación similar, ante lo que se le realizó una cesárea de urgencia.

El bebé nació con vida pero murió una semana después en el hospital de Salto a causa de las severas complicaciones generadas por haber aspirado líquido amiótico y meconio.

En su momento, la mujer presentó una denuncia penal por mala praxis pidiendo investigar la actuación de una partera y una ginecóloga que meses antes habían estado implicadas en el caso de una mujer que falleció tras dar a luz en el hospital de Paso de los Toros, hecho por el que fue procesado sin prisión otro médico.

Ahora, la joven junto con su madre promueve una acción civil contra ASSE reclamando una indemnización de US$ 500 mil. La demanda, patrocinada por el abogado Nicolás Pereyra, fue presentada el martes 19 ante el juez de lo contencioso administrativo Gabriel Ohanian.

La demanda señala que el bebé falleció "producto de la culpa médica" en la que incurrieron la partera y la ginecóloga, y "las carencias de atención en el hospital de Paso de los Toros". En especial, se apunta a la demora en convocar a la médica de guardia que, a su vez, no acudió "de inmediato como era su obligación" porque estaba trabajando en una policlínica privada.

El reclamo contra ASSE señala que "de no de haber actuado los profesionales con la culpa médica con la que actuaron, y de haber brindado la asistencia como correspondía", no se hubiese producido el fallecimiento del bebé.

Debido al estado del recién nacido, se decidió derivarlo al CTI del hospital de Salto pero el traslado "demoró excesivamente", según dice la demanda.

La mujer critica la falta de respuestas de parte del Estado, que no le ha dicho "la verdad sobre lo ocurrido" ya que ASSE "se ha justificado en el secreto administrativo" y la Justicia "en el secreto de presumario".

Pereyra, el abogado que redactó la demanda, expresó a El Observador que si bien el monto (US$ 500 mil) está por encima de los valores que maneja la jurisprudencia para situaciones de este tipo, considera que la cifra está ajustada al daño y al padecimiento sufrido por la madre del bebé fallecido el cual acreditó mediante un informe psicológico que fue incorporado al expediente.

"No se agotaron recursos"

El caso a nivel penal, si bien transcurrieron prácticamente tres años, no tiene procesados. Declaró la partera en calidad de indagada y su defensa pidió que la Cátedra de Ginecología de la Facultad de Medicina elabore un informe, por lo que el expediente está paralizado hace varios meses, indicó Pereyra.

Una pericia realizada el año pasado por el Instituto Técnico Forense (ITF) del Poder Judicial concluyó que "no se agotaron los recursos disponibles para la evaluación de la salud fetal" y tampoco se efectuó "el monitoreo electrónico fetal ni ecografía, lo que habría permitido valorar el estado de bienestar fetal y el volumen de líquido amniótico".

Además, la pericia observó una demora en la realización de la cesárea, que se hizo recién "una hora después del diagnóstico de sospecha de hipoxia fetal", y no surge que el equipo quirúrgico ni el pediatra hayan sido convocados antes "a pesar de que la situación obstétrica lo justificaba".


Populares de la sección