Julio Chávez: "Llenar un teatro no puede ser la única muestra del éxito"

El actor y director argentino habló de su carrera y la obra que presentará en el Teatro Solís del 26 al 28 de agosto
Julio Chávez: "La actuación es un hermoso problema a resolver"


"El Teatro Solis siempre me deja la misma sensación de pequeñez ante la magnificencia de ese lugar; por él ha pasado tanto teatro, es como que uno es una ráfaga en un constante huracán". Así se expresó el reconocido actor, autor y director de teatro argentino Julio Chávez sobre el teatro uruguayo, en donde se presentará el fin de semana del 26 al 28 de agosto con su obra Yo soy mi propia mujer.

Chávez, cuyo apellido real es Hirsch, habló con El Observador TV sobre su regreso a esta obra, de su carrera actoral y de la política en Argentina.

"Te encontrás en un kilómetro de la vida con cierto reconocimiento e impresiona mucho no entender cómo se llega a ese punto del kilometraje, porque pasa el tiempo de una manera increíble", dijo quien tiene una larga trayectoria teatral y artística como director y actor que incluye entre sus hitos el mérito de ganar cinco Premios Estrella de Mar y el Estrella de Mar de Oro con La Cabra (2012); obra escrita, dirigida y protagonizada por él mismo.

Con su nombre se bautizó al Instituto de Entrenamiento Actoral bonaerense, del cual es director. Sin embargo, Chávez se niega a ser llamado maestro. "Yo no soy un maestro, soy un colaborador en la formación de una persona, la palabra maestro la he sacado de mi vocabulario porque la verdad que no es así. Uno con suerte puede ser un gran colaborador para la decisión del otro pero la templanza de la formación es personal". Sobre la actuación expresó: "Antes no era tan bien visto decir que querías ser actor, hoy sí. El problema de la actuación es que quien se va a meter en esto a veces se lleva un chasco advirtiendo que la exigencia es mayor de la que imaginabas".

Formado en el Conservatorio de Arte Dramático argentino, sus brillantes incursiones en la televisión y el cine le valieron varios premios entre los que destacan el Oso de Plata en el Festival de Cine de Berlín, tres Cóndor de Plata y cuatro Martín Fierro.

"Me apasiona la actuación: cine, teatro, televisión; no tengo ninguna preferencia", expresó. En los últimos años actuó en varias novelas del canal Trece argentino como Epitafios (en coproducción con HBO 2008-2009), Farsantes (2013) o Signos (2015). "Estos fueron 10 años de televisión muy intensos, yo no era un gran actor de televisión pero debo decir que la tele me ha dado experiencia en lo que es el entendimiento de mi oficio".

Este año retomó la propuesta jugada de Yo soy mi propia mujer, una obra del dramaturgo americano Doug Wright basada en la historia real de la travesti alemana Charlotte von Mahlsdorf, quien salió airosa del nazismo y del comunismo que oprimieron a Berlín del Este en el siglo XX.

"Es una historia de vida y un relato muy particular y conmovedor; pero a la vez muy complejo porque la vida de este travesti es muy compleja", dijo Chávez, quien ya había interpretado a ese personaje en 2007. El actor explicó que se siente más confiado para interpretar el papel que hace nueve años. "Estoy más grande, eso no significa peor ni mejor. Tengo más entendimiento en la libertad y tengo más coraje, antes era más tímido".

Yo soy mi propia mujer viene de triunfar en teatros argentinos. "Fue una gran pegada de mi parte volver a hacer esto. A veces para aprender hay que estar mal y hay que tomar el riesgo, y este es un riesgo que estoy contento de haber tomado".

Con la dirección de Agustín Alezzo, la obra llegará a Montevideo del 26 al 28 de agosto en la gran sala principal del Teatro Solís. El tamaño del teatro lo maravilla pero no lo tiene preocupado el hecho de lograr llenarlo o no. "Ese tema de llenar o no llenar reconozco que tiene su gran límite y no puede ser esa la única muestra del éxito, parte del éxito es poder mantenerte vivo y contento a pesar de que ya no lo tenés".

Con 60 años, Julio Chávez es un arduo trabajador que admite que nunca toma descanso. "No está en mi naturaleza, estoy seriamente tratando de modificar eso de mí". Pero los proyectos que se vienen no dan signos de ello. Su última película, El pampero, en la que también actúa el uruguayo César Troncoso, llegará a las salas de cine en octubre. Además el actor se está preparando para incursionar en danza clásica en un unitario que hará para Polka. Sobre esto comentó: "Estoy haciendo un entrenamiento muy estricto".

Sobre la situación política en Argentina con la asunción de Mauricio Macri como presidente y su repercusión en los medios señaló: "Con el cambio de gobierno que yo sepa no cambió nada" aunque añadió: "Yo creo que sin lugar a dudas estamos en un momento de transición".


Populares de la sección