Junta aprobó decreto para aplicaciones de transporte y taxistas protestaron

El texto regula las plataformas de transporte como Uber, EasyGo y Cabify
El Sindicato Único del Taxi (Suatt) realizó este jueves un paro desde las 13 horas y se concentró frente a la Junta Departamental, donde se aprobó el decreto que la Intendencia Municipal de Montevideo presentó el mes pasado para habilitar las aplicaciones de transporte como Uber, EasyGo y Cabify.

El secretario general del sindicato, Antonio Diez, dijo a El Observador que el objetivo de la manifestación fue hacer público su descontento y disconformidad con el proyecto. Luego de aprobada la propuesta reinaron los gritos e insultos contra los ediles, a los que llamaron "traidores" y "sinverguenzas", acusándolos de estar a favor de las multinacionales.

El Suatt se manifestó en contra de esta propuesta desde el comienzo, al entender que la misma afectará el salario y puestos de trabajo en el rubro. "A alguien va a desplazar, se van a perder puestos de trabajo en el taxi" dijo el secretario general del sindicato a El Observador TV cuando se conoció la propuesta de la comuna.

El intendente de Montevideo, Daniel Martínez dijo a la prensa que se queda con "pena por la intolerancia de alguna gente". Aseguró que con la norma se busca que nadie incumpla las reglas de juego, reconocer que había un cambio con el desarrollo de plataformas electrónicas, y cuidar el transporte público.

El proyecto que aprobó la junta apunta a habilitar el uso de estos servicios a través de una determinada cantidad de permisos que se otorgará a los conductores. Esto permitirá a la intendencia tener un registro con todos los prestadores del servicio, los permisarios y las plataformas electrónicas que operen en la capital y ejercer un mejor control.

Asimismo, determina que los permisarios deberán pagar a la comuna $ 1,70 por cada kilómetro recorrido desde el inicio del viaje hasta su finalización.

La nueva redacción dada por los ediles agrega que las tarifas de las aplicaciones no podrán ser subsidiadas y que la comuna "podrá fijar tarifas máximas". Obliga además a que los autos cuenten con seguro contra terceros, no tengan más de 6 años de antiguedad y que sean revisados anualmente. Las multas por incumplir con estas disposiciones van desde las 35 unidades reajustables, en el caso de los permisarios, hasta la suspensión de la plataforma, en el caso de que el incumplimiento sea por parte del operador.

La reacción de las aplicaciones


La española Cabify emitió este jueves un comunicado en el que muestra su "satisfacción" por la aprobación de la norma, que asegura, "le permitirá trabajar en condiciones de legalidad con conductores particulares".

En tanto, Uber afirma que la regulación "abre el camino hacia incorporar el transporte colaborativo y la innovación tecnológica en Montevideo". "Reiteramos nuestro compromiso de trabajar con la Intendencia para garantizar que la reglamentación del decreto ofrezca a los montevideanos viajes seguros y confiables, a los socios-conductores la oportunidad de desarrollar un emprendimiento que les permita mejorar su calidad de vida, y a la ciudad la posibilidad de reducir el número de autos particulares circulando en las calles", dijo el gerente general de Uber Uruguay, Iván French.


Populares de la sección