Junta de Montevideo aprobó préstamo BID para continuar con el CGM

Tuvo 22 votos a favor y 9 en contra; blancos y bancada de Novick mostraron discrepancias
La Junta de Montevideo aprobó este martes un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo para la ampliación del Centro de Gestión de Movilidad inaugurado en junio.

Con 22 votos a favor y 9 en contra, el préstamo de US$ 16 millones se usará para implementar la segunda etapa del CGM, que implica ampliar su "alcance geográfico" y agregar monitoreo del transporte público.

Actualmente el CGM monitorea el estado del tránsito en toda la extensión de la rambla y además se está terminando de ajustar para controlar los vehículos que circulan a lo largo de avenida Italia.

La votación del préstamo no contó con el respaldo de ninguno de los siete ediles que responden a la bancada de Edgardo Novick. Según manifestó a El Observador el edil Marcos Laens, uno de los motivos por los cuales su sector votó en contra se debe a que el préstamo se comenzará a pagar en cinco años y por tanto eso será una vez que esta administración haya finalizado.

"En Montevideo hacen falta cosas menos sofisticadas que desde hace muchos años no se hacen, como tapar los pozos, ampliar las avenidas, hacer veredas para que los vecinos de los barrios más alejados del centro no tengan que caminar por la calle, el saneamiento y la basura. Todavía no tenemos los camiones necesarios para limpiar Montevideo pero están apurados por recaudar", señaló Laens.

Entre los opositores también estuvieron dos de los cuatro ediles del Partido Nacional, según informó El País.

Fiscalización retrasada

La aplicación de sanciones de tránsito a través de las cámaras de fiscalización está retrasado y la IMM aún sigue ajustando detalles para ver cómo lo implementará.

Estas cámaras solo sacan fotos y están conectadas a un radar que detecta el exceso de velocidad. Desde la comuna informaron a El Observador días atrás que los retrasos -estaba previsto que empezaran a mediadios de junio- se deben a cuestiones técnicas, sobre todo al ajuste del software que permita la validación de las infracciones, también resta entrenar a los inspectores en el funcionamiento del sistema. Además, la IMM trabaja para establecer los mecanismos de cobro a través del Sistema Único de Cobro de Ingresos Vehiculares. Los radares con sus respectivas cámaras ya están instaladas a lo largo de la rambla y de avenida Italia, aunque la comuna los está usando para hacer pruebas.

En total se monitorean 66 semáforos, entre rambla, Avenida Italia y algunas zonas de Pocitos y Punta Carretas, en especial cerca de los centros comerciales. El intendente Daniel Martínez envió un mensaje a los directores vinculados con la gestión del tránsito para que informen de forma previa a la ciudadanía cuando el sistema empiece a emitir sanciones.




Populares de la sección