Justicia española envíó a prisión por fraude al uruguayo conocido como "McDentist"

Junto a otros tres directivos de la cadena de clínicas dentales blanqueaban dinero en Suiza y no declaraban sus ingresos
Una jueza española envió este miércoles a prisión sin fianza a los cuatro principales implicados en la red de fraude de la cadena de clínicas dentales española Vitaldent, entre ellos el propietario, el uruguayo Ernesto Colman, y tres directivos.

La medida fue tomada a instancias del fiscal anticorrupción tras la declaración de los principales responsables del fraude millonario destapado ayer por la Policía, en el que se incautó un avión y 36 vehículos de lujo.

Fuentes de la investigación explicaron a EFE que el dueño de las clínicas, Ernesto Colman, blanqueaba en Suiza y Luxemburgo las ganancias que los franquiciados y los pacientes pagaban mensualmente en efectivo y que no declaraba a la Hacienda española.

Parte de ese capital retornaba a España para ser invertido en más de un centenar de inmuebles, fincas rústicas y vehículos.

Según informa la Fiscalía Anticorrupción, los detalles de la llamada "Operación Topolino" se mantienen en secreto para garantizar el funcionamiento de las clínicas y dar seguridad a los franquiciados denunciantes, que seguirán con la administración de dichos centros.

La empresa Vitaldent quiso hoy transmitir un mensaje de tranquilidad a sus pacientes y aseguró que garantizar la continuidad de todos los tratamientos ya que la actividad diaria de todas sus clínicas dentales continúa "al margen" del proceso judicial abierto contra la cúpula de esta firma.

La cadena Vitaldent inició su actividad en 1991 en Madrid. Fue pionera en implantar el modelo de franquicia para esta actividad y desde entonces ha sumado 450 centros, la mayoría en España, según la información que consta en su web.

Fuente: EFE

Populares de la sección