Justicia explica por qué deja libre a delincuentes si no hay denuncias

El vocero de la Suprema Corte de Justicia dijo que si la víctima no hace denuncia, "no hay delito"; "Las cámaras no constituyen todo el elemento de prueba necesario", agregó

El Ministerio del Interior dio a conocer en las últimas semanas dos casos de pedreadas a vehículos registrados por las cámaras de seguridad, donde los detenidos fueron liberados por la Justicia ante la ausencia de una denuncia.

Uno de los casos ocurrió en los accesos a Montevideo, donde dos menores y un adulto fueron captados por las cámaras tirando piedras a los autos que circulaban. El segundo caso ocurrió la semana pasada en el barrio La Unión, cuando un hombre intentó robar un auto estacionado.

Ante esto, el ministerio emitió un comunicado en el que pide a la población que realice denuncias "ante cualquier hecho delictivo" ya que, sin ellas, la Justicia "no puede proceder".

Consultado sobre esto, el vocero de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), Raúl Oxandabarat, dijo a El Observador que las imágenes captadas por las cámaras de seguridad no son evidencia suficiente al momento de resolver un caso, salvo que se constate el daño ocasionado.

"La presencia de las cámaras facilita el trabajo de investigación pero no hacen todo el trabajo y mucho menos constituyen todo el elemento de prueba necesario", dijo.

Vea también: Justicia y Bonomi enfrentados por uso de cámaras como prueba

Según Oxandabarat, "en las cámaras solo aparecen las personas tirando piedras, pero no dónde impactan y si rompen o no algo". En ese sentido, dijo que la Justicia necesita la denuncia de la víctima para poder actuar, bajo la "certeza" de que el hecho delictivo sucedió.

"En ambos casos no hay denuncia de la víctima ni constatación de daños. Si la víctima no denuncia el daño, no tenés un delito. Tenés una grabación donde aparentemente se puede estar produciendo un delito y nada más que eso", dijo.

En ese sentido, agregó que un hecho de estas características involucra el derecho de propiedad por lo que es necesario que alguien se reconozca como víctima.

"Los jueces necesitan certezas para resolver un asunto: sobre la producción de un delito, de que efectivamente ese delito produjo un daño hacia una persona determinada o a la sociedad y además que el responsable es precisamente esa persona que tenés en frente y vas a juzgar. Esos son elementos del funcionamiento del sistema penal", agregó.

Además de la denuncia, también es necesario contar con las pruebas de que el detenido es el verdadero responsable. Y para eso, las filmaciones de las cámaras de seguridad no son suficientes ya que no captan con exactitud los rostros ni la identidad del agresor. Si no hay certeza, el detenido es liberado.

"¿Quién te asegura que la Policía detuvo a las mismas personas que captaron las cámaras? Y aunque la Policía las hubiera detenido, ¿cómo sabemos que eran las mismas que estaban apedreando?", cuestionó el vocero.

"Si no tenés esa certeza, el trabajo de los jueces es liberar. Porque el derecho Penal tiene ese principio: cuando existe duda sobre la identidad del responsable o si cometió o no una conducta delictiva esa duda juega a favor del que está siendo investigado", agregó.


Populares de la sección