Justicia procesó a 15 personas por tráfico de armas en Artigas

Dueños de armería compraban y revendían en negro en la frontera con Brasil

La jueza de Crimen Organizado María Helena Mainard procesó este martes a 15 personas en el departamento de Artigas por reiterados delitos de tráfico interno de armas. Dos de los involucrados, que eran dueños de una armería, fueron enviados a prisión, mientras que el resto fueron procesados sin prisión. Los encarcelados compraban armas a nombre de las otras 13 personas, que tenían tramitado el porte correspondiente. Para comprar armas a nombre de esos sujetos, los dueños de la armería de Artigas les pagaban entre $ 1.500 y US$ 100, al punto que por ejemplo uno de los procesados sin prisión llegó a tener hasta siete armas a su nombre.

Según informó a El Observador el abogado de cuatro de los procesados sin prisión, Daniel Volppi, los armeros las revendían en la frontera con Brasil a un precio promedio de US$ 1.500.

La Justicia tuvo en cuenta el artículo 9 de la ley de tráfico de armas, aprobada años atrás, en el cual se pena con seis meses de prisión a seis años de penitenciaría a quien, de cualquier modo, adquiera o reciba "a título oneroso o gratuito, arrendare, distribuyere, diere o tuviere en depósito, fabricare, armare, ensamblare, adulterare o vendiere armas de fuego, municiones, explosivos y otros materiales relacionados, sin autorización o contraviniendo las normas legales".

Si el delito hubiera sido cometido por quien integra una organización criminal, la pena sería aumentada en un tercio, pero no fue el caso.


Populares de la sección