Keiko Fujimori y Kuczynski se enfrentarán en segunda vuelta

El candidato venció en un duelo cabeza a cabeza a Veronika Mendoza
Como anticipaban todas las encuestas, Keiko Fujimori no tuvo inconvenientes en lograr el primer lugar en las elecciones peruanas, ya que 82,6% de los votos escrutados, la candidata de 40 años, lideraba con 39,55% de los sufragios. Pese a que su despegada victoria significa un eventual retorno del apellido Fujimori a la primera plana de la política peruana, todos los ojos se enfocaron en el segundo lugar, disputado cabeza a cabeza por Pedro Pablo Kuczynski y Veronika Mendoza.

Ambos llegaron al domingo prácticamente empatados, algo que complicaba el pronóstico de los resultados y la posibilidad de conocer de antemano quien competiría con Fujimori en la segunda vuelta o balotaje. Sin embargo, en las primeras horas del lunes el resultado estaba prácticamente abrochado: Kuczynksi será quien enfrente a la hija del expresidente Alberto Fujimori, en un duelo entre derecha y centro derecha que, entre otras cosas, tranquilizó al círculo económico y mercantil del país andino. "Independientemente de quien gane (de ellos dos), es probable que continúen con un modelo económico favorable para los negocios e inversiones", dijo la consultora de riesgo político Eurasia Group sobre los resultados de los comicios.

La diferencia entre los números de Fujimori y Kuczynski hace dudar de la posibilidad de que "PPK" alcance a la candidata del partido Fuerza Popular, sobre todo por la diferencia ideológica de los votantes de este último y los de Veronika Mendoza, quién lidera el sector de izquierda de la política en Perú. Sin embargo, los analistas advierten no dar por muerto a Kuczynski, dado que es probable que reciba votos "antifujimoristas".

Justamente, ese es uno de los temas con los que deberá lidiar Fujimori si pretende alcanzar el sillón presidencial, ya que los fantasmas de la política de su padre, que se encuentra cumpliendo una pena de 25 años de cárcel por corrupción y violaciones a los derechos humanos, aún pesan sobre su figura. Veronika Mendoza intentó apelar a esta faceta de la candidata mientras se encontraba en campaña y ahora puede que algunos votantes consideren que la vuelta de un Fujimori al poder no es necesaria.

Más allá de que aún debe llevarse a cabo la segunda vuelta, programada para el domingo 5 de junio, Fujimori logró un importante avance para un eventual gobierno suyo, teniendo en cuenta que prácticamente cerró una mayoría absoluta en el Congreso unicameral, donde habría conseguido 68 escaños de un total de 130. La agrupación Peruanos Por el Kambio, en cambio, obtendría solo 20, algo que dificultaría el gobierno de Kuczynski si llegara al poder.

Además, Fujimori también dominó los comicios por regiones, ya que se impuso en 17 de los 26 que conforman el mapa político de Perú.

Un dato a destacar es que Kenji Fujimori, hermano menor de la candidata, fue el congresista más votado del país.

El voto del miedo

La elección del domingo ha supuesto el renacimiento de la izquierda, que había estado relegada desde la década de los 80.

Su imagen fue golpeada debido a que de ella se descolgaron guerrillas comunistas, entre ellas el Sendero Luminoso, que sembraron el terror en Perú y que el padre de Keiko Fujimori se encargó luego de combatirlas.

Por eso, según los analistas políticos del país, el voto del miedo alentado desde los partidos de derecha y los medios de comunicación jugó un papel fundamental en la derrota de Mendoza.

Según el medio peruano El Comercio, luego de conocer los resultados y su derrota frente a Pedro Pablo Kuczynski, Mendoza manifestó ante sus seguidores que su partido está "más fuerte que nunca" y que "ha nacido para quedarse y para hacer historia".

Fuente: Con agencias

Populares de la sección