Koenigsegg: excelencia sueca con 1800 caballos de fuerza

Lo mejor de la industria automovilística está en un edificio exsede de la fuerza aérea sueca en Ängelholm, donde se diseñan y ensamblan los autos Koenigsegg


Si cree que lo mejor de la industria automovilística es creado en localidades como SantÁgata Bolognese o Maranello, sedes de fábricas como Lamborghini o Ferrari, espere a conocer un edificio exsede de la fuerza aérea sueca en Ängelholm, donde se diseñan y ensamblan los autos Koenigsegg.

Christian von Koenigsegg (1971) es el fundador de la compañía sueca de vehículos de alto rendimiento Koenigsegg Automotive AB. Cuando tenía cinco años, tras ver con su padre la película de animación noruega Flåklypa Grand Prix, donde un reparador local de bicicletas construía su propio vehículo de carreras, soñó con crear el deportivo perfecto.

Koenigsegg 1

Su primer trabajo fue en un concesionario Suzuki en Estocolmo, lavando y vendiendo autos. El resto del tiempo se dedicaba al tuning de motocicletas, llegando a ser conocido como el mejor mecánico de la zona.

A los 19 años creó su primera empresa, de importación y exportación a países del exbloque comunista: desde bolígrafos hasta pollos asados, para ganar algún dinero para empezar su sueño, hasta que la mafia soviética le pidió "amablemente" que cesara sus actividades.

Poco después, a los 22 años, creó su propia marca. Christian se define como un inventor mas que un ingeniero. Incluso el no tener una carrera de ingeniería hace más fácil el proceso: él sueña con algo sin límites, y pide a los ingenieros que lo construyan. De hecho, tuvo varios inventos no capitalizados que fueron luego patentados por otros, como los pisos de encastre click y una versión preliminar del IPod, lo cual le enseñó que no conviene dejar los sueños propios en manos ajenas.

Después de varios años de planificación, en 1994 se puso en marcha el proyecto de Koenigsegg. El diseñador David Craaford proporcionó un concepto de diseño, y tres décadas después, se ha consagrado como uno de los fabricantes de automóviles más exclusivos y rápidos del mundo.

La mayoría de las patentes que realiza hoy la empresa son obra de Christian. Algunas de ellas son el convertidor catalítico "Rocket", el sistema de Respuesta/Alivio "Supercharger" o la suspensión "Triplex". Este último es un amortiguador montado transversalmente que conecta las dos ruedas traseras, como un sistema de suspensión independiente para cada rueda. El prototipo CC, haría su debut público en el Salón del Automóvil de París de 2000.

Estuvieron a punto de firmar un contrato con Audi –para la cesión de sus propulsores V8–, pero nunca llegó a concretarse por las condiciones de la firma alemana, por lo que decidieron emprender el desarrollo de su propio motor.

En 2002, comenzó la producción en serie del modelo CC8S, un coche que estaba totalmente homologado y con las pruebas de choque necesarias para el mercado europeo.

Koenigsegg 3

En 2003, un incendio arrasó la fábrica y se trasladaron a su ubicación actual, un antiguo hangar de la fuerza aérea. Los 4.000 metros cuadrados de instalaciones y la pista de aterrizaje de 1,7 km de largo eran el lugar idóneo para desarrollar sus súper coches.

Koenigsegg 2

En 2004, se introdujo un nuevo modelo, el Koenigsegg CCR. Con los años, se perfeccionan los vehículos, haciéndolos más ecológicos y rápidos.

Hace unos años, Jeremy Clarkson, uno de los críticos más ácidos del mundo y presentador del programa británico Top Gear, dijo que era "su coche preferido", por delante de Ferrari, Pagani o Lamborghini.

Uno de sus emblemas, el Koenigsegg Regera, es un superdeportivo híbrido de edición limitada que fue presentado en el Salón de Ginebra del 2015. El nombre Regera es un verbo sueco, que significa "reinar". Tan sólo 80 unidades se construyen, cada uno cuesta alrededor de US $ 1,9 millones.

Koenigsegg 4

El Regera produce un total reportado de 1,822 caballos de fuerza, a través de un sistema de propulsión híbrido. El motor central trasero V8 de combustión interna desarrollado internamente con doble turbo con una capacidad de 5,0 litros, trabaja en conjunto con tres motores eléctricos, uno como un motor de arranque y dos montados en el eje conducen las ruedas traseras.

Los motores eléctricos son alimentados por una batería refrigerada por líquido desarrollada por Rimac Automobili, que proporciona hasta 35 km de modo eléctrico en conducción urbana. Koenigsegg afirma que es la batería con más densidad de potencia jamás creada para un coche de producción.

Christian inventó el sistema de transmisión directa Koenigsegg (KDD) y fue desarrollado para el regera. El sistema no tiene una transmisión de varias velocidades tradicional, sino que cuenta con una transmisión de engranajes fija de una sola velocidad, llamada direct drive. El coche tiene una velocidad máxima de 463 km/h, y es capaz de alcanzar los 100 km/h en 2,8 segundos

En cuanto al Agera , del 2016, tiene un precio de 1.5 millones de dólares. Fabrican un máximo de 10 unidades al año. En toda la vida de la marca han fabricado 97 unidades de sus modelos. Los enormes costos fijos de fabricación se reparten en muy pocas unidades.

Koenigsegg 5



Comentarios

Acerca del autor