Kuczynski asumió y pidió apoyo del Congreso

El nuevo presidente peruano tiene escaso apoyo parlamentario
Pedro Pablo Kuczynski anunció una lucha frontal contra la corrupción, la inseguridad ciudadana y las desigualdades sociales, en su primer mensaje a los peruanos tras asumir la Presidencia del país, para lo que pidió apoyo del Congreso, de mayoría opositora.

Kuczynski, de 77 años y con amplia experiencia en el campo económico, desgranó las prioridades de su mandato de cinco años y dejó claro que "no tendrá miramientos para combatir la corrupción en el país" y se pondrá al frente de la lucha contra ese flagelo. "No permitiré, especialmente a mis funcionarios y colaboradores más cercanos, caer en la indignidad de la corrupción. Quien falle acabará ante la Justicia, la cual debe ser profundamente reformada", dijo Kuczynski, quien en el pasado fue un exitoso banquero de Wall Street.

Según la contraloría, la corrupción genera pérdidas al país por unos US$ 3.000 millones anuales.
Perú, dijo, necesita una Justicia independiente, autónoma para luchar contra la corrupción y que su gobierno se comprometa a fortalecerla y reformarla para que sea eficaz. "Si se quiere un país moderno, una nación más honesta, es necesario que toda la sociedad se levante para luchar contra la corrupción", precisó.

Asimismo, abogó por una "revolución social", para ser un país moderno, más justo, más equitativo y más solidario. Kuczynski dijo que un país moderno significa que las desigualdades entre los más pobres y lo más ricos deben resolverse aumentando el ingreso de los más pobres.

Kuczynski pretende fortalecer las instituciones para enfrentar la inseguridad ciudadana, el mayor problema para el 70% de los peruanos.

Para lograr sus planes y reactivar la economía, se propone solicitar facultades extraordinarias para legislar y reducir el impuesto a las ventas de 18% a 17% en el primer año, y llegar al final de su gestión con el 60% de la economía formalizada (actualmente la informalidad es del 70%).

En este aspecto, será clave el apoyo de la bancada opositora fujimorista Fuerza Popular, que cuenta con 73 de los 130 escaños. "No puedo hacerlo solo (...) necesito la ayuda de este Congreso emblemático de la democracia", imploró Kuczynski.

La escuadra fujimorista, por su parte, no aplaudió en ningún momento ni la jura ni el discurso del presidente.

Kuczynski ganó la elección en un ajustado balotaje en el que compitió con Keiko Fujimori, hija del expresidente Alberto Fujimori, quien cumple una condena de 25 años hasta 2032 por crímenes de lesa humanidad.

Populares de la sección