La Bella y la Bestia, el regreso de un cuento clásico con altibajos

La nueva versión de la película de Disney es deslumbrante pero irregular
Desde que Tim Burton dio en la tecla con su versión oscura de Alicia en el País de las Maravillas, Disney se ha embarcado en la misión de readaptar buena parte de su catálogo de cuentos clásicos con actores de carne y hueso y una propuesta repleta de efectos especiales. La Bella y la Bestia, que se estrena hoy en cines uruguayos tanto doblada como subtitulada, es el ejemplo más reciente de esa tendencia, y si bien el resultado es bueno, tiene algunos puntos flacos que la alejan de la excelencia.

La historia que relata esta remake es exactamente igual a la que narró la célebre versión animada estrenada originalmente en 1991, y que fue parte del resurgimiento de la animación de los estudios Disney. En la Francia rural de la época renacentista vive Bella, una joven marcadamente diferente al resto de sus vecinos por sus intereses, entre los que destaca la lectura.

En esta versión, Bella es encarnada por Emma Watson, quien hace un buen trabajo, aunque en distintos momentos en que la película la exige vocalmente demuestra que no es una cantante natural. De todas formas, cubre ese rubro de forma digna.

Cuando el padre de Bella es capturado por la Bestia (un príncipe convertido en un monstruo por su egoísmo y desprecio hacia los demás), la joven se lanza a su rescate y se ofrece como rehén voluntaria, lo que acaba generando una relación entre ambos.

Tanto Dan Stevens, quien interpreta a la bestia, como el resto del ilustre elenco que incluye a Ewan McGregor, Ian McKellen, Gugu Mbatha-Raw y Emma Thompson le brindan carisma, diversión y alegría a sus personajes.

Esta versión es aún más musical que su antecesora, (por momentos parece la filmación de un show de Broadway) y llega a su punto cúlmine cuando el mobiliario animado del castillo de Bestia canta la clásica Nuestro huésped sea usted, una explosión de efectos especiales y colorido que bien le puede valer una nominación al Oscar en esta categoría para la próxima edición.

La Bella y la Bestia - Nuevo Adelanto
Nuevo adelanto de La Bella y la Bestia

De todos modos, la película no logra ser consistente en su tono y nivel de calidad. Comienza bien, baja, vuelve a subir con la dinámica de Bella y Bestia, baja nuevamente y sube para un gran final. La longitud de la película (por encima de las dos horas) es uno de los factores que la hacen sentir como algo estirada y sobrecargada de más.

Cuento de hadas 2017

Uno de los mejores logros de esta nueva Bella y Bestia es haber hecho que se sienta relevante y contemporánea. Más allá de la inclusión de un personaje gay (interpretado con gracia por Josh Gad), que generó sus polémicas, la relación entre Bella y su pretendiente Gastón marca un rechazo hacia la dependencia machista y al acoso que no estaba tan presente en la versión animada de hace un cuarto de siglo.

Esta nueva Bella tiene un espíritu feminista que se agradece y se remarca en su lucha contra sus vecinos retrógrados, y que se ve redondeado por la aclaración, al comienzo de la película de "no soy una princesa", que realiza la protagonista.

Si bien puede no ser ideal para niños muy pequeños por sus pasajes sombríos, es una actualización acertada y con un gran diseño de producción, con la que Disney rellenará sus bolsillos.

Otros estrenos

Silencio

Con Andrew Garfield, Liam Neeson y Adam Driver
Dirigida por: Martin Scorsese

Lo más reciente del director de Los infiltrados, Taxi driver y Toro salvaje, entre otras, es el relato de dos sacerdotes jesuitas portugueses que deben viajar a Japón para intentar encontrar a su mentor, quien viajó al archipiélago asiático a evangelizar a la población local, y que se sospecha ha renunciado a su fe católica. Basado en una novela del escritor nipón Shusaku Endo.

Silence

Un monstruo viene a verme

Con Lewis Macdougall y Sigourney Weaver
Dirigida por: Juan Antonio Bayona

Conor es un niño deprimido por la enfermedad terminal de su madre, que lleva una vida escolar y doméstica. Pero todo cambia para él cuando un árbol cobra vida y se revela como un monstruo gigantesco, que entabla una relación con el niño, que lo ayuda a comprender mejor a su familia y a sobrellevar las dificultades que está enfrentando.

Un monstruo viene a verme


Populares de la sección

Acerca del autor