La bolsa brasileña empezó la semana a la baja

Pese al escándalo político que involucra directamente al presidente Michel Temer, el Banco Central mantiene incambiados sus pronósticos
Tras cuatro días de vértigo y a la espera de las próximas consecuencias del escándalo político en Brasil, la bolsa de San Pablo abrió esta semana a la baja.

El índice Bovespa cayó 1,55%, situándose momentáneamente en 61.671 puntos.

El tipo de cambio, por su parte, también siguió resintiéndose, con una depreciación del real de 0,73% frente al dólar. En el comienzo de las operaciones, la moneda estadounidense era negociada a 3,278 reales la compra y a 3,280 reales la venta.

Mantienen proyecciones

Pese a las denuncias contra el presidente Michel Temer, que ponen en riesgo la aprobación de las reformas, el mercado mantiene su perspectiva de crecimiento del 0,5 % para Brasil este año, según un sondeo entre economistas divulgado hoy por el Banco Central.

Los analistas pronosticaban que en 2017 Brasil dejaría atrás la recesión que sufrió durante los dos últimos años y pronosticaba una expansión del Producto Interno Bruto del 2,5 % para el año siguiente. Según los datos del Boletín Focus, publicado cada lunes por el Banco Central, las proyecciones permanecen incambiadas.

Los expertos descartan, por el momento, un eventual efecto negativo tras el nuevo escándalo de corrupción desatado por los testimonios de varios ejecutivos de la multinacional cárnica JBS, quienes, en un acuerdo de colaboración con la Justicia, han confesado haber sobornado a más de 1.800 políticos de 28 partidos.


A partir de esas declaraciones, la Corte Suprema de Brasil abrió la semana pasada una investigación contra Temer en base a un petición de la Fiscalía que sospecha que el mandatario pudo haber participado de delitos de corrupción, obstrucción a la Justicia y organización criminal.

El escándalo ha paralizado temporalmente la aprobación de las reformas económicas propuestas por el Gobierno brasileño, entre ellas la laboral y la del sistema de pensiones, aunque Temer confía en que saldrán adelante en el corto plazo.

En cuanto a la inflación, el mercado prevé que Brasil cierre 2017 con un aumento de precios del 3,92%, una centésima porcentual menos que la anterior proyección.

El índice estaría dentro de la meta anual oficial impuesta por el Banco Central para este año, que es de 4,5%, con una tolerancia de un punto y medio porcentual, que eleva el techo máximo hasta 6,0%.

La proyección en la tasa de inflación se reduce por undécima semana consecutiva, fruto del menor ritmo en el consumo de las familias y de la caída en las tasas de actividad de las principales industrias del país.

Para 2018, el mercado bajó la previsión de inflación hasta 4,34%, aún por debajo de la meta e inferior al 4,36% previsto en el boletín anterior.

Los analistas también mantuvieron la tasa básica de intereses, actualmente en 11,25%, ya que según el sondeo deberá terminar 2017 en 8,50% y para 2018 los cálculos se mantienen en igual porcentaje.

Sobre la cotización de la divisa brasileña se prevé que el dólar será negociado a 3,23 reales en diciembre de este año y a 3,36 al final de 2018.


Fuente: EFE

Populares de la sección