La carta de la profesora de Fioritto, el hincha muerto en la balacera

María José Olivera cuenta cómo se enteró del hecho y que le dijo a sus alumnos que confiaran en la justicia
Una profesora del liceo donde concurría Hernán Fioritto, hincha fallecido ayer viernes tras haber sido baleado por parciales de Nacional el pasado 28 de setiembre en Santa Lucía, publicó ayer en su cuenta de Facebook una carta en la que relata cómo se vivió entre los alumnos y en la ciudad el episodio.

"Acá no pasa eso profe, entiende?", "Esto no puede quedar así", "No eran de acá profe, acá nos conocemos todos, vamos juntos a los partidos en el Copsa", relató la profesora María José Olivera, describiendo las preguntas que le hacían los demás liceales.

Olivera se enteró de lo sucedido ese 28 de setiembre cuando llegó al centro educativo. "Lo que pasó en la plaza de Santa Lucía lo supe cuando llegué al liceo. Los chiquilines estaban realmente consternados, angustiados. Me puse nerviosa, pregunté a los colegas rápidamente, en un acto instintivo y urgente, si alguno de los heridos era alumno del liceo, si alguno de ellos era MI alumno. A lo largo del día fui armando el relato".

Fue otro alumno quien le contó. La situación había afectado a varios de los liceales, compañeros de Fioritto. "Yo estaba en la plaza, salí corriendo, mi madre me estaba esperando porque escuchó gritos y salió desesperada", cuenta sobre la conversación que tuvo ese día con otra alumna y para la que no tenía respuestas.

La profesora, que trabaja hace más de siete años en el liceo de Santa Lucía, contó que le dijo a los alumnos que confiaran en la justicia, que no debían vengarse. Las respuestas fueron diversas: algunas nombraban la insignificancia del hecho por no darse en la capital, otras aseguraban que si el hecho pasaba a más habría consecuencias.

"Los días pasaron. El tema se fue esfumando de las noticias masivas. Pero no del imaginario local. Ya no habían voces vengativas, sino dolor y tristeza por la salud de los heridos y sus familias. Y resignación, el nombre del trofeo", afirmó Olivera. Y luego llegó la noticia de la muerte de Fioritto.

"Siempre me pregunté qué sentirán los jugadores de los clubes, los dirigentes, los dueños del negocio", agregó, y aseguró que son también "responsables y cómplices de haber dañado a toda una generación de jóvenes y a una ciudad entera".



Populares de la sección