La confianza del consumidor se redujo 22% en primer trimestre

Cayó 5,3% en marzo y quedó a un paso del "atendible pesimismo"
La confianza de los consumidores uruguayos volvió a deteriorarse durante marzo. El Índice de Confianza del Consumidor (ICC) –relevado por Equipos Consultores y la Cátedra Sura de Confianza Económica de la Universidad Católica– mostró un descenso de 5,3% respecto a febrero y quedó a un paso de la zona de "atendible pesimismo".

Pese al retroceso, el ICC continúa en la zona de "moderado pesimismo" al que había ingresado meses atrás. El informe divulgado ayer señala que la caída es fruto de las contracciones simultáneas de los tres subíndices que conforman el ICC. En este sentido, la predisposición a la compra de bienes durables fue el que mostró la mayor baja de los tres en el mes: 12,8%.

La percepción sobre la situación económica personal, en tanto, descendió 3,5%, mientras que la percepción sobre la situación económica del país lo hizo en 3,6%.

Con esta última caída, el ICC del primer trimestre del año es 22,1% inferior al que se había observado en igual periodo del año pasado. Respecto al período enero-marzo de 2015, la perspectiva sobre la situación económica personal cayó 19,9% y sobre la situación económica del país, 15,2%.

Por su parte, la predisposición a la compra de bienes durables descendió 38,7% frente al primer trimestre del año anterior. De todas maneras, puntualiza el informe, el valor promedio de este último subíndice es "relativamente similar" al que se observó entre octubre y diciembre del año pasado, "lo que podría anunciar que no se registraría una nueva mayor profundización de la contracción del gasto privado".

Otros indicadores


Por el lado de los otros indicadores de confianza que se relevan, también presentaron variaciones interanuales de peso durante el primer trimestre del año. Las expectativas a 12 meses de desempleo e inflación subieron 30,4% y 19,9%, respectivamente. En la vereda de enfrente, descendieron 15% las expectativas de ingreso de la familia.

Por otro lado, la capacidad de ahorro cayó 9,3%, mientras que la preferencia por hacerlo en pesos uruguayos se contrajo 16,7% durante el primer trimestre de 2016 frente a igual periodo del año pasado. Las perspectivas tanto a nivel de empleo e inflación, sumado a la evolución del tipo de cambio, podría "explicar la menor predisposición a gastar por parte de los consumidores", señala el ICC de marzo.

La inflación y las expectativas


Después de llegar en junio del año pasado al máximo valor desde que se releva, el índice de expectativas de inflación se mantuvo desde ese momento en la zona de "atendible pesimismo", y durante marzo llegó a rozar la de "importante pesimismo". Debido al rol de las expectativas en este terreno, "un marco en que cada vez más consumidores creen que los precios van a aumentar más, no solo indica que la meta del BCU (4% a 7%) no les resulta creíble, sino que dificulta aún más su cumplimiento", dice el informe.

Populares de la sección