La Corte busca quedarse con la mitad de los fondos incautados a narcos

En los últimos cinco años se remataron bienes e incautaron cuentas bancarias por US$ 3,5 millones
Seis colombianos y tres nicaragüenses tripulaban en diciembre de 2013 el barco pesquero de bandera panameña Perbes, que zarpó desde Perú y trasladaba una tonelada y media de cocaína. La Armada uruguaya detectó la droga y el patrón y el armador de la embarcación fueron procesados. En marzo de este año, el barco fue rematado en US$ 100.000.

El dinero recaudado en este tipo de remates es administrado por el Fondo de Bienes Decomisados de la Junta Nacional de Drogas, que ha recaudado más de US$ 3,5 millones desde 2010 por la venta de bienes decomisados. La Suprema Corte de Justicia prepara un proyecto de ley para sumar a su caja la mitad de los fondos generados en esos remates.

"Se han ido multiplicando la incautación de bienes, sobre todo producto del narcotráfico y el lavado de dinero. Todas las incautaciones las decide el Poder Judicial, los depósitos son del Poder Judicial y los remates corren a cargo del Poder Judicial. Sin embargo, el Poder Judicial no lleva una parte del producido en esos remates. Entonces, en esta situación de angostura presupuestal, el Poder Judicial va a plantear un proyecto de ley rediseñando el destino de esos fondos a los efectos de que un porcentaje de ellos vaya al propio Poder Judicial para la mejora del sistema", explicó el presidente de la Suprema Corte de Justicia, Jorge Chediak, a El Observador.

"Aspiramos en principio a tener un 50% de lo recaudado, dado que gran parte del procesamiento de los bienes y el remate los hace el Poder Judicial y cobra simplemente una pequeña comisión", agregó.

La situación presupuestal del Poder Judicial es crítica. "Necesitamos US$ 4 millones en 2016 poder funcionar con un mínimo de dignidad", advirtió Chediak. Estos fondos son necesarios para poder cumplir con cuentas básicas que, además, regresan a las arcas del Estado: ANTEL, UTE, OSE.
Ante esa situación, los bienes incautados producto del lavado de dinero son un botín preciado.

23 remates en cinco añosDesde 2010 hasta la fecha, se han realizado 23 remates de bienes incautados producto del lavado de dinero, el narcotráfico, el contrabando o la trata de personas, entre otros delitos. "Estamos hablando de millones de dólares, porque se incautan vehículos, edificios, apartamentos, autos de lujo, incluso a veces se embargan cuentas bancarias. Se llegó a incautar una cuenta bancaria de 1 millón de euros al narcotráfico", destacó Chediak.

Elena Lagomarsino, adjunta de la Secretaría Nacional de Drogas, informó a El Observador que desde 2010 se remataron 554 vehículos, nueve inmuebles, un yate, un velero, un barco pesquero (el Perbes), joyas y otros bienes. Lo recaudado en estos remates, sumado a las cuentas bancarias incautadas, suman US$ 3,5 millones. "Para lo que es el Poder Judicial, son sumas relevantes", advirtió el presidente de la Corte.

Los bienes pueden ser rematados cuando existe sentencia firme. De todas maneras, siempre que exista autorización judicial, en algunas ocasiones se rematan bienes incautados para preservar su valor aunque no existe sentencia firme. Ese dinero queda retenido en el marco de la causa judicial hasta que exista condena firme.

La ley Nº 17.930, que establece el destino posible de los recursos que administra el Fondo de Bienes Decomisados de la Junta Nacional de Drogas (JND), establece que podrán beneficiarse "programas y proyectos" vinculados a la JND, "cualquier entidad pública que haya participado directa o indirectamente en su incautación o en la coordinación de programas de prevención o represión en materia de drogas" y "cualquier entidad pública o privada dedicada a la prevención del uso indebido de drogas, el tratamiento, la rehabilitación y la reinserción social de los afectados por el consumo".

Lagomarsino detalló que se destinaron fondos para comprar el sistema informático de las fiscalías penales, equipamiento tecnológico de la Armada y de la Dirección General de Represión del Tráfico Ilícito de Drogas. También se financiaron proyectos del Portal Amarillo y de ONG que trabajan con adictos.

Embargaron nueve propiedades de Figueredo

A pedido del fiscal Juan Gómez, la jueza Adriana de los Santos embargó nueve propiedades de Eugenio Figueredo, el expresidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), y vicepresidente de la Conmebol y la FIFA indagado por lavado de dinero. En caso de que Figueredo sea condenado, los propiedades, valuadas en US$5 millones, podrían ser rematadas.

Populares de la sección

Acerca del autor