La desvergüenza de Netto

¿Elegiría que la institución educativa de su hijo la dirija una persona que no lee los informes académicos que presenta?
La desvergüenza de Netto


La Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) presentó con bombos y platillos el martes los datos de las pruebas PISA.

Eran los resultados de un estudio que años anteriores muchas autoridades de la educación y políticos oficialistas despreciaban. Eso era cuando la información reflejaba lo que todo el mundo sabía: el mal estado de la educación uruguaya.

Esta semana, cuando la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) publicó el informe y la ANEP dio su intepretación, los mismos que criticaban las PISA obviaron todas sus objeciones y festejaron los datos como un gol. El primero de todos fue el presidente del Consejo Directivo Central (Codicen) de la ANEP, Wilson Netto. El martes camiseteó.

Netto Martes Resultados

Luego fue más allá y habló de "cambios sustantivos".

Netto Martes Lo que hicimos

Escuchar a Netto es muy difícil. Los periodistas que siguen el área de educación lo saben más que nadie. Marea, no es claro, pocas veces reconoce errores. Pero lo que sucedió el martes, fue grave.

¿Por qué? Dos días después de la presentación oficial de la ANEP, Pedro Ravela, exdirector ejecutivo del Instituto Nacional de Evaluación Educativa (Ineed) alertó a todos los uruguayos desde una columna en el portal 180 que la interpretación era incorrecta. Queriendo o sin querer las autoridades engañaron, dado que sobreestimaron la mejora que mostraron los resultados.

La OCDE cambió la metodología en 2015 y la ANEP omitió eso en la presentación del martes.Los resultados de 2015 no se pueden comparar de manera lineal con los de pruebas anteriores. Hay que ajustarlos. Y los resultados ajustados como sugiere la OCDE en la "letra chica" muestran que no hay un salto importante entre las pruebas anteriores y la presentada el martes.

VER AQUÍ LA EXPLICACIÓN SOBRE EL CAMBIO METODÓLOGICO

Pero no solo Ravela interpreta que "no hubo grandes cambios a lo largo de los 12 años de evaluaciones PISA". Las actuales autoridades del Ineed creen lo mismo. "Lo que se confirma es una hipótesis de estabilidad en el rendimiento de los estudiantes en el tiempo", dijo el director Mario Palamidessi.

Este viernes Netto no tuvo más remedio que admitir que no debería haber dicho lo que dijo el martes. "No podíamos expresar información que no teníamos. No podíamos manejar el hecho que los resultados eran significativamente mejores", admitió de forma nuevamente confusa en una entrevista con el programa Fuentes Confiables de radio Universal.

Netto se expresa de manera muy entreverada y los segundos posteriores los utilizó para intentar explicar la diferencia entre cambios "significativos" y cambios "sustantivos" de los que habló el martes.

Embed

Sobre si la mentira de las autoridades del martes fue queriendo o sin querer hay dos versiones incluso dentro de la ANEP. Netto dice que no sabía. "Era información que no teníamos y no manejábamos", dijo en Universal este viernes.

Sin embargo, en una nota de la periodista Magdalena Cabrera en El Observador, el director de la División de Investigación, Evaluación y Estadística (DIEE) de ANEP, Andrés Perí, dijo que su equipo estaba al tanto de la nueva metodología, pero que optó por utilizar la metodología vieja porque permitía hacer una lectura más profunda.

La contundencia

El diario El País publicó el martes en su título principal que los resultados que se presentarían esa mañana mostrarían el peor desempeño de la historia en las pruebas PISA. Para esa afirmación tomaron como base declaraciones del responsable de la Dirección de Educación y Habilidades de la OCDE, Andreas Schleicher, quien dijo al matutino que los resultados 2015 de Uruguay habían sido "peores". "Esperábamos mejores resultados porque Uruguay ha puesto muchos esfuerzos, pero todavía no se logran los niveles que se esperan".

A la luz de los cambios metodológicos, si bien esa afirmación no es del todo correcta, se acerca más a la realidad que lo asegurado por las autoridades de la ANEP cuando afirmaron que las pruebas tuvieron los "mejores resultados históricos" en ciencias y lectura.

El martes ese diario fue el destino de todas las críticas y Netto ahí sí tuvo la locuacidad suficiente para criticar duramente a El País. El error del diario fue afirmar en su portada que eran las pruebas con el "peor resultado de su historia", porque eso no se desprendía lineal de las declaraciones de Schleicher.

Netto El Pais

Lamentablemente el presidente de la ANEP no tuvo la misma claridad para asumir sus errores y pedir disculpas.

Pero incluso si se parte de la buena fe del jerarca y se le cree, como dice, que no maquillaron las cifras y que realmente las autoridades no sabían del cambio metodológico, hay una pregunta que queda en el aire: ¿si usted tuviera la total libertad para elegir al profesional que estará al frente de los institutos que guían la educación de sus hijos, se lo confiaría a una persona que no lee los informes académicos que presenta?


Acerca del autor