La educación digital

La tecnologia llegó para quedarse. Está y hay que adaptarse. En la vida cotidiana, a través de los teléfonos inteligentes, computadoras y tablets. Para la educación internet es una herramienta clave

Por Jaime Clara , desde Rio de Janeiro.  Esta semana, se reunieron algo más de mil cien rectores de universidades que representaban a 33 países. El encuentro, el tercero de su tipo, pretendió generar un fuerte debate sobre la realidad universitaria.

Los resultados de una cumbre de estas características no se pueden evaluar en lo inmediato, y mucho menos en caliente, ya que finalizó ayer.

Pero, entre los temas presentes, destaco lo vinculado a las tecnologias –ya no las llamaría nuevas- y su aporte a la ensenanza. El e-learning es la modalidad para realizar cursos,  capacitaciones puntuales o, incluso, posgrados o maestrías universitarias .

La educación a distancia no debe ser vista como una competencia a la presencial, tradicional, sino como una opción, ilimitada, que facilita el acceso a las más variadas propuestas.

Gracias a la tecnología, la oferta educativa se multiplicó en forma exponencial. Esta oferta permite a los interesados aceder a cursos, muchos gratuitos que, de otra forma, no podrían llegar, en cualquier parte del mundo, y en cualquier idioma.

Para las instituciones educativas, si logran entender bien cómo funciona la educación a distancia y si cuentan con los soportes tecnológicos y pedagógicos adecuados, mejorarán su eficiencia, reducirán sus costos fijos (instalaciones, mantenimiento, etc),  y podrán atender inteligentemente las inversiones en tecnología y en docentes altamentes capacitados. Y, por sobre todas las cosas, se puede atender una impresionante cantidad de alumnos, que no se lograría en un local tradicional.

Los estudiantes –sin limite de edad y, generalmente sin horarios establecidos- que eligen formarse a distancia  pueden contactar  a instituciones educativas prestigiosas a nível mundial,  sin necesidad  de traslados, alojamentos, etc.  Además, se aspira a que la universidad abierta, como se le llama, tenga un vínculo más personalizado con el alumno y permita un mejor seguimiento del proceso de aprendizaje.

Obviamente no es fácil asumir esta realidad. Hay que conocerla y saber qué posibilidades existen para la formación.

Durante el encuentro de Rio de Janeiro, Universia 2014, se presentó la plataforma de cursos a distancia MiríadaX que está dirigida a un universo potencial de 600 millones de personas que hablen español y portugués. En un año y medio de trabajo, esta plataforma ya integró 153 cursos gratuitos, a 33 universidades y cuenta con una comunidad de profesores de casi mil docentes.

Algunas ofertas muy difundidas son Coursera, Edx, HarvardX, Udacity, Khan Academy, y Open Culture, entre otras. Más allá de plataformas y aplicaciones, el mundo digital es un mundo sin fronteras y sin distancias, pero con casi todo el conocimiento al alcance de un click.


Comentarios

Acerca del autor