La educación estancada

Seis de diez jóvenes de 24 años no ha logrado culminar bachillerato, según el informe

En la mitad del periodo de gobierno la realidad pone a las autoridades de la educación contra las cuerdas. Según el Informe sobre el estado de la educación en Uruguay 2015-2016 que el Instituto Nacional de Evaluación Educativa (Ineed) presentó este martes, el sistema tiene "un problema crítico", ya que un 60% de la población de 24 años no ha logrado culminar la educación media y por lo tanto la escolarización obligatoria. El egreso de la educación media y en edad oportuna (19 años) aumentó solo 7 puntos porcentuales en la última década y se ubicó en 31%.

El Ineed señala que el avance hacia las metas planteadas por la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) –de alcanzar la meta de universalizar los 14 años de escolaridad y lograr que el 75% egresara de bachillerato entre los 21 y los 23 años para el 2020– "se produce a un ritmo muy por debajo del requerido y en algunos casos la situación parece estancada".

Agrega que "mientras no se modifique el ritmo de avance para alcanzar dichas metas y no reduzca las fuertes y persistentes desigualdades señaladas, será difícil" para ANEP. Asimismo agrega que "no solo sería pertinente definir metas de aprendizaje, sino también realizar una asignación de recursos planificada que contribuya a reducir" la desigualdad.

El informe concluye también que "la tasa de egreso en educación media ha crecido muy lentamente desde la década de 1980".

Esto, según el informe, también explica la estabilidad que se percibe en los años de escolarización promedio entre los jóvenes de 20 y 24 años. Según el dato que adelantó El Observador este martes, desde 1980 hasta 2015 la escolarización promedio solo aumentó un año y al día de hoy los jóvenes uruguayos cursan solo 9 años del ciclo educativo, pese a que la ley general de Educación, aprobada en 2008, establece que son obligatorios 14 años: dos de educación inicial, seis de primaria, tres de ciclo básico y tres de bachillerato).

Desigualdad

El panorama se torna todavía más complejo si además se toma en cuenta la desigualdad que se percibe en los egresos como consecuencia del nivel de ingresos que tienen los estudiantes.

Sobre este punto, el informe sostiene que la desigualdad en el egreso "va aumentando en los ciclos superiores del sistema educativo", por lo que los jóvenes de niveles socioeconómicos más altos tienen casi cinco veces más posibilidades de terminar la educación media superior que aquellos más pobres.

En ese sentido, mientras que a los 19 años egresa de ciclo básico el 95% de quienes residen en los hogares más pudientes, sólo egresa la mitad de los alumnos de los hogares más pobres. A los 22 años, el egreso de bachillerato "presenta diferencias aún más marcadas" -explica el Ineed- ya que solo el 15% de los jóvenes que pertenecen a los hogares más desfavorecidos logran finalizar sus estudios, mientras que en los hogares más favorecidos consigue hacerlo el 71% de los jóvenes.

Pero la desigualdad que determinan los niveles socioeconómicos de los alumnos es un factor que no solo influye en el egreso, sino también en la asistencia a clase.

Lea también: Jerarcas de la educación se hicieron la rabona

Con respecto a la asistencia, el informe agrega que "a partir de los 14 años comienza a caer sistemáticamente la cobertura" de los jóvenes. Esto hace que "en un período tan corto de tiempo", como es la transición de Ciclo Básico a Bachillerato, el nivel de alumnos que deja de asistir a clase aumente de 3% a 28%. En 2015, un 56% de los jóvenes de 22 años abandonó la educación obligatoria, mientras que el 7% continuaba asistiendo y el 37% había finalizado.

Aprendizaje

El Ineed también apunta a que "pese a mantener una buena posición relativa en las evaluaciones internacionales entre los países de América Latina, tanto en primaria como en media existe un serio problema en el desarrollo de competencias básicas".

El trabajo afirma que el bajo nivel de logros educativos de los adolescentes "incide negativamente en su tránsito, permanencia y egreso del sistema educativo". Según Pisa un 40% de los estudiantes de 15 años no alcanza los logros mínimos en lectura y ciencias, mientras que un 52% no lo consigue en matemáticas.

Agrega que "el sistema educativo no logra que los alumnos que han repetido compensen su desfasaje en relación al desempeño de otros niños y adolescentes que no lo han hecho".

"Salario poco atractivo"

Por último el informe dedica un capítulo a la formación docente y señala que los maestros y profesores titulados son insuficientes para cubrir las necesidades del personal de la educación primaria y media. "En esto inciden, de manera importante, los bajos niveles de egreso de formación docente".

Destaca como positivo que el salario docente ha crecido en la última década, especialmente en el sector público. "Sin embargo, continúa siendo poco atractivo, en la medida en que se basa en contratos a tiempo parcial y por horas de clase".

Además hace hincapié en que "el multiempleo no solo desgasta a los docentes, sino que además obstaculiza la formación de equipos estables y comprometidos con cada institución". l


Populares de la sección