La esposa de Diyab dijo que tenía todo listo para venir a Uruguay

Yusra Al Hasne cree que Estados Unidos es quien decide si su esposo puede dejar a Uruguay

Yusra Al Hasne, esposa del liberado de Guantánamo Jihad Diyab, refugiado en Uruguay, dijo que tenía todo listo para viajar a Montevideo y no fue recibida en el consulado uruguayo en Estambul donde accedería a los documentos. Esa versión se contrapone con las explicaciones que dio el gobierno uruguayo.

La cancillería uruguaya explicó que la señora no se presentó en la fecha acordada y además se dijo que Diyab decidió que no quería que ella viniera, aunque después cambió de opinión.

El semanario Brecha publicó este viernes una entrevista a Al Hasne y a su hijo Ahmad Diyab.

Yusra hace dos años que vive con su familia en Turquía por recomendación de su abogado, quien le dijo que sería mejor estar en ese país para facilitar la reunificación con su esposo. Eso fue cuando Diyab aún estaba en Guantánamo y se supo que sería liberado.

Al ser consultada sobre cuáles son los problemas que le impiden viajar a Uruguay, la señora respondió que no tiene ningún problema. La esposa de Diyab dijo que tiene todo listo para viajar desde que liberaron a su esposo.

Según cuenta, de Uruguay solo recibieron "promesas". "Nos han mentido mucho. Ya no me fío de ninguna promesa", dijo en la entrevista.

Yusra contó también que luego que su abogado confirmó la entrevista con el consulado de Uruguay en Estambul para recibir los visados para viajar a Montevideo, fue a la sede diplomática con sus tres hijos y la custodia no les permitió ingresar. Le dijeron que llamara otro día, según contó a Brecha.

El ministro de Relaciones Exteriores, Rodolfo Nin Novoa, señaló en una conferencia de prensa el mes pasado que Yusra no se presentó a la cita pactada para el 6 de junio.

. "Supongo que Estados Unidos es el responsable de todas las decisiones", afirmó Yusra. "Si Estados Unidos dice que Jihad vaya a Turquía o a Qatar, pues Jijhad podrá ir. Pero si Estados Unidos no lo acepta, Jihad no irá a ninguna parte", dijo Yusra.

Yusra, igual que su esposo que está en Montevideo desde diciembre de 2014, entiende que el gobierno de EEUU y el de Uruguay -cuando José Mujica era el presidente- firmaron un acuerdo confidencial.

Diyab le transmitió que "Uruguay es peor que Guantánamo" porque a pesar de ser libre no puede salir para ver a sus hijos.

Desde el gobierno de Uruguay se explicó varias veces que Diyab y los otros cinco exreclusos de Guantánamo que llegaron con él, pueden abandonar el país, pero el problema es que haya un país que los reciba.

Yusra cree que la demora para reunificarse con su esposo Diyab es porque Estados Unidos no lo permite.

El objetivo es encontrarse con Diyab pero no en Uruguay. Su esposo le dijo que su situación en Montevideo es muy precaria y que tiene pocas comodidades.

Diyab vive actualmente en un apartamento en el centro de Montevideo, por el cual no paga el alquiler (lo paga el gobierno uruguayo) y recibe un ingreso mensual en su calidad de refugiado.

Familia

Diyab y Yusra tienen tres hijos (dos hijas y un varón). Un cuarto hijo murió en 2013 en un bombardeo en Siria cuando su padre estaba preso en Guantánamo.

En la entrevista con Brecha, Yusra estaba acompañada con su hijo Ahmad Diyab. No aceptaron tomarse una foto de frente y sí permitieron fotografiarse de espalda.

Contó que en una madrugada en abril del año 2002 (poco después del atentado a las Torres Gemelas de Nueva York y al Pentágono en Washington en setiembre de 2001) fuerzas policiales llegaron hasta su domicilio para detener a Diyab.

En ese momento, contó la señora que viste el tradicional burka afgano negro, Diyab trabajaba en Pakistan, donde fue detenido, en el área transporte.

Diyab fue llevado a Guantánamo sospechado de integrar una célula terrorista de Al Qaeda para la que supuestamente falsificaba documentos. En esa prisión de EEUU en Cuba, Diyab nunca fue sometido a juicio ni se presentaron cargos contra él.

La señora Yusra contó a Brecha que siete meses después de ser detenido su esposo, ella y sus hijos volvieron a Siria donde tuvo problemas con el gobierno al momento de pisar el aeropuerto.

Dijo que las autoridades sirias la trataban como terrorista y fue muy fuerte la presión social sobre su familia.

En 2008, la policía siria la detuvo y la acusó de terrorismo. El juicio duró tres años, ese tiempo estuvo en prisión, hasta que fue declarada inocente.

De ahí se fue a Libano y luego a Turquía donde reside actualmente como refugiada.

Recuperación lenta

Jihad Diyab se recupera lentamente de los efectos de la prolongada huelga de hambre que realizó, según lo informo este viernes a El Observador Alejandra Bittencourt, una de las personas que lo acompañan.

"Va incorporando alimentos como se lo indicaron los médicos" explicó. Diyab recibe atención de doctores del Sindicato Médico del Uruguay.

El expreso de Guantánamo realizó una huelga de hambre de más de dos meses, dejó además de tomar líquidos por algún tiempo, y paró la protesta al recibir una ofrecimiento para irse de Uruguay aunque no se informó a qué país.

La señora Yusra dijo que su esposo no sabe de qué país se trata, pero que están dispuestos a irse a donde sea para vivir en familia.


Populares de la sección