La familiar pero reservada reunión del papa con Macri

Dialogaron por una hora sobre una "agenda de temas" en un encuentro que el mandatario calificó de "positivo"

"Fuerza y adelante", fueron las palabras de despedida del papa Francisco al presidente argentino Mauricio Macri luego de su reunión este sábado, afirmó el mandatario en una rueda de prensa en la embajada argentina ante la Santa Sede.

El papa Francisco y el presidente argentino se reunieron durante una hora en el Vaticano y abordaron el tema de la pobreza en el país, en un encuentro que Macri calificó de "positivo".

Macri pudo dialogar en privado con el pontífice argentino sobre una "agenda de temas" que había traído desde su país y después pasó a presentar a su familia. En esta ocasión, estuvo acompañado por su esposa Juliana Awada y la hija de ambos, Antonia, de 5 años, así como por Agustina, de 33, que vive en Italia y es fruto de su primer matrimonio, y de Valentina, primogénita de la esposa del mandatario de una unión anterior.

De pobreza, ferrocarriles y narcotráfico

Uno de los temas de los que hablaron fue de los últimos indicadores de pobreza en Argentina, que según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), han revelado que son del 32%.

El mandatario explicó que estos números les convocan "a una tarea enorme" y que coincidió con el pontífice en que "no se tiene que perder un segundo pues detrás de los números hay muchas familias que no la pasan bien".

Macri también repasó con el pontífice su nuevo plan de infraestructuras y sobre todo de ferrocarriles, del que el papa "demostró que conoce el tema".

Según Macri, el papa dijo que "en cada ferrocarril que recupera hay una comunidad que vuelve a vivir, pues lleva trabajo y crea pertenencia a la comunidad que no tiene que irse para buscar trabajo o crearse un futuro".

También se habló del cambio climático y de la búsqueda de la paz. El pontífice pidió a los argentinos que "se haga todo lo posible para reducir los focos de conflicto en todo el mundo".

Otro de los temas fue el del narcotráfico, "de lo complicado que es luchar contra este y cómo está afectando al mundo entero".

El presidente argentino expresó al papa el esfuerzo de su gobierno "para combatir este delito" y afirmó: "Se han realizado avances importantes, pero que como lo que recibimos fue nada, esto tiene que ser el punto de partida".


El mandatario le regaló a Francisco una escultura del artista argentino Alejandro Marmo, realizada con materiales de descarte y que simboliza el diálogo entre las tres grandes religiones.



Fuente: EFE

Populares de la sección