La Federación Rural recibió un proyecto para importar gasoil

Tema estará en el tapete del congreso de la gremial en Lascano
La Federación Rural (FR), que trabaja en la preparación de su congreso anual a cumplirse el 27 de mayo próximo, donde el tema de los combustibles estará en el tapete, recibió con expectativa la iniciativa legislativa del senador nacionalista Sebastián Da Silva para liberar la importación de gasoil
.
El problema número uno que tiene el sector agroexportador está referido a los altos costos de producción y uno de ellos es el de los combustibles, dijo a Tiempo de cambio de radio Rural, el expresidente de la FR, Carlos Uriarte.

En ese marco se da la posibilidad de comprar en el mundo gasoil mucho más barato que el producido en Uruguay, porque el monopolio que ejerce ANCAP impide que llegue a esos menores precios.
Sin embargo, el legislador Da Silva presentó a la FR el pasado lunes ese proyecto que podría facilitar que otros interesados puedan importar gasoil y vender el combustible mucho más barato.

Da Silva explicó a El Observador que el proyecto consta de cuatro artículos donde se estable en primer lugar liberar la importación de gasoil, de forma de poder acceder al precio que marca la paridad de importación que se ubica en $ 28 el litro, frente a $ 41,80 que pagan hoy los consumidores locales.

Ancap

La iniciativa prevé en primer lugar darle más potestades a ANCAP, facilitándole más herramientas para que desarrolle una competencia eficiente una vez que se libere la importación.

En otro artículo se establece que se mantendrán las regulaciones, tanto para el traslado, la distribución y el expendio del gasoil, lo que se haría a través de las estaciones de servicio existentes en el país.

También se le da la potestad a ANCAP para fijar el precio de su gasoil, que hoy es privativo del Poder Ejecutivo. Finalmente, se establece un aspecto de practicidad por el cual ANCAP, al tener una infraestructura para el desembarco y alije del producto y almacenamiento del gasoil, lo pueda facilitar a los interesados con el pago de un canon por un servicio que se presta y que se establecería a esos efectos.

Si bien el espíritu del proyecto de Da Silva apunta a liberar la importación para todos los interesados, Uriarte entiende que "debería ser un gasoil productivo y que lo usen los que realmente deben usarlo y en las cantidades que corresponda, para lo cual hay tecnología para hacer el control"..



Acerca del autor