La franquicia sobrenatural

Hace diez años se estrenó la primera temporada del programa Voces anónimas, pionero en abordar los relatos sobrenaturales con un proyecto pensado para plataformas que van mucho más allá de la televisión y se centran como pocos en la relación con su audiencia
Por Matías Castro

Lo que empezó con un niño que escuchaba historias sobrenaturales en Paysandú se convirtió en un programa de televisión sobre leyendas urbanas y luego en una franquicia multimedia de relatos orales sobrenaturales. Hace diez años se estrenó la primera temporada de Voces Anónimas, creada entre Guillermo Lockhart, quien antes había hecho carrera como modelo y era técnico en administración de empresas, y su amigo y compañero de Teledoce, Daniel Savio.


"Terminas transformándote en esas voces anónimas"
Guillermo Lockhart habla de sus experiencias con mitos y leyendas urbanas.

Hoy el programa se ha vendido al extranjero y también se ramificó en nueve demandados libros, a los que en pocos meses se sumará uno más, dos obras de teatro, una línea de chocolates, una línea de ropa y ediciones en DVD. Además de estar filmando una nueva temporada de la serie, Lockhart planifica una película, un cómic, una "guía del Uruguay sobrenatural" y hasta un posible videojuego.
"Mi familia materna es de Paysandú" explica, "y en la estancia tenía oportunidad de interactuar mucho con gente del ambiente rural. Se armaban esos fogones de campaña y en algún momento de la noche siempre se tocaban esos temas sobrenaturales de luces malas o lobizones, que a mí, como niño, me fascinaban".

En noviembre de 2004 empezaron a barajar ideas junto a Savio, aspirando a darle forma a un proyecto personal. Lockhart rescató aquellas experiencias de su infancia y le propuso hacer un programa sobre leyendas y tradiciones orales. Así llegaron a estrenar la primera temporada el 30 de abril de 2006, con la participación de Néstor Gandugllia, un psicólogo y narrador oral que se había convertido en un experto en este tipo de tradiciones. Esa primera etapa se concentró en Montevideo y llevó como subtítulo "Mensajes de una ciudad enigmática".

Voces Anónimas V
La presentación de Voces Anónimas V

En la segunda temporada las historias se extendieron al Interior y, posteriormente, al exterior. Con los años, Ganduglia se alejó y el programa siguió un derrotero propio, pero con el eje en las narraciones sobrenaturales basadas en testimonios. "El mundo va evolucionando y hoy las redes sociales tienen un vínculo preponderante con la tradición oral" dice Lockhart. "Antes, para descubrir los relatos tenías que visitar los barrios y hablar con los vecinos más viejos. Ahora entrás a cualquier foro relacionado al ocultismo o a lo paranormal y vas a encontrar una cantidad de relatos interesantes. Nosotros tratamos de ofrecer un abanico de posibilidades y de historias, por eso el folclore está presente. Pero introducimos temas que por ahí son novedosos para esta temática. Entre las fuentes también está la Biblioteca Nacional, donde sacamos fotos de diarios viejos o indagamos en información. También puede ser el boca a boca en un barrio. O un foro. O un televidente, ya que los espectadores a raíz de las redes sociales se comunican mucho más con nosotros y nos envían historias. Entonces, generamos un archivo con muchísimos relatos".

Antes de todo eso aparecieron los libros. El primero fue editado en 2008 y, según Lockhart, surgió como una forma de devolución a los pedidos del público del programa. Lo firmaba él en coautoría con el investigador y escritor salteño Diego Moraes. Y además llevaba ilustraciones de Maan House, seudónimo del dibujante de cómics Marco Vera, quien hasta hoy dibuja en cada libro. La particularidad que tuvo el proyecto editorial desde el comienzo es que fue hecho de forma independiente, bajo la dirección de Lockhart. Y de hecho, en los últimos años él se ocupa de toda la escritura, con alguna excepción en la que se incluye un autor invitado.

A esta altura, los libros han marcado el ritmo de Voces, dice su creador. De hecho son más que las temporadas de la serie. "Son un soporte fundamental porque nos permite fortalecer el vínculo con los seguidores del programa". Dos de ellos ganaron la distinción de Libro de Oro, entregada por la Cámara del Libro, por haber sido los más vendidos del año en la categoría de Ficción Nacional.

¿En dónde circulan los fantasmas?
Guillermo Lockhart, conductor del programa "Voces anónimas" habla de estos lugares.

En un giro que tal vez ni Lockhart imaginaba al comienzo, el público parece haberlo reconocido como autor tanto como conductor, por la alta demanda de los libros. Ninguno de los títulos de la colección ha vendido menos de diez mil ejemplares solo en librerías, de acuerdo a una fuente del ambiente editorial; y a esto se le suma los que se distribuyen a través de Abitab. Por lo que, desde la autogestión, Lockhart ha quedado a la par, y posiblemente superado a los bestsellers uruguayos del rubro ficción (por compararlo en la categoría en la que recibió el Libro de Oro, aunque su material no sea exactamente ficticio) como Cecilia Curbelo, Helen Velando o Roy Berocay. Con tanto proyecto en camino, Voces anónimas se ha convertido en uno de los proyectos más longevos de la TV nacional. Y la relación con su público, un factor decisivo para que eso haya sucedido.

Populares de la sección