La frontera entre México y Estados Unidos la cruza el humor

El director de Run coyote run, Gustavo Loza, habló de su nueva serie
Durante cinco años, el director y guionista mexicano Gustavo Loza se dedicó a trabajar en un proyecto pedido por la cadena estadounidense FX, que desarrolló con Run coyote run, el resultado de ese trabajo, su primera producción en América Latina.

La serie analiza con un estilo desfachatado y cercano al absurdo (pero a su vez con seriedad y certeza) el dilema de la inmigración ilegal, con el eje puesto en la frontera entre México y Estados Unidos. Sus protagonistas son Gamaliel y Morris, dos amigos criados a ambos lados del muro que separa a los países, quienes deciden ayudar a los necesitados y llevar migrantes hacia el norte.

"La serie llegó en un momento interesante por la relación entre los dos países", resaltó Loza durante una conferencia telefónica en la que participó El Observador. "Estuvimos atentos a las elecciones de Estados Unidos en 2016, porque nos tomó en pleno rodaje. Actualizamos guiones y personajes con el tiempo, pero sin depender de lo que sucedía allí. Teníamos versiones Hillary y versiones Trump de varias escenas, pero de todas formas estamos más allá del actual presidente y sus opiniones", sostuvo el director.

Para Loza, lo principal es la reflexión en torno a un problema mundial, algo que se refleja en la galería multinacional de personajes y de "clientes" con los que Morris y Gamaliel se cruzan.

Si bien el tema es delicado, Loza reconoce que a veces es "más fácil" decir cosas con la comedia que con el drama, un género que se ha usado con mucha mayor frecuencia para hablar sobre la migración ilegal en la ficción.

Si bien todo está cubierto por un manto de comedia e hilaridad, varias de las historias y personajes tienen una base fuerte en la realidad. Durante años el director se dedicó a investigar el tema, recorriendo pueblos fronterizos (como Naco, una ciudad dividida por el muro "como si fuera Berlín en la Guerra Fría", según Loza), hablando con locatarios y racabando material que se refleja en un "80%" de los capítulos, por más increíbles que parezcan.

Lo único que Run coyote run muestra de forma reducida con respecto al mundo real es el vínculo entre el tráfico humano en la frontera mexicano-estadounidense y las bandas de narcos, que figuran en la serie pero de forma pasajera. "Son 3.000 kilómetros tomados por carteles, pero creo que hay un exceso de series sobre tráfico, que hacen apología de eso, en Colombia, México y Estados Unidos. Hay narcos pero no tienen un gran peso", explicó el creador de esta serie, que estrenó su primer episodio el pasado lunes 8.

Run coyote run no es una serie sobresaliente, pero se anima a meterse de forma irreverente con un tema complicado, entreteniendo pero además generando una mirada distinta a un debate clave.


Populares de la sección

Acerca del autor