La furia de Justin Bieber por los gritos de sus fans

El canadiense tiró el micrófono en medio de un concierto y se retiró del escenario
"Los gritos son tan desagradables", dijo hace algunos días Justin Bieber el músico e ídolo adolescente. Esto fue sobre el escenario de un concierto en la ciudad británica de Birmingham, ante miles de fans.

Con tan solo 22 años y una carrera musical que se consagró hace seis con su primer gran hit Baby; ya hace un tiempo que Bieber dejó de lado su imagen angelical. El cantante canadiense hace un esfuerzo un tanto en vano por intentar que sus fanáticas, mejor conocidas como believers, lo dejen de adorar y lo traten como una persona normal.

Embed

Ahora se encuentra en Reino Unido de gira y pidió a sus seguidoras que durante los espacios entre canción y canción evitaran gritar, cosa que no logró en Manchester. "Aprecio todo el apoyo, aprecio el amor, aprecio las cosas tiernas. Pero los gritos en estos cortes se tienen que terminar. Por favor, gracias", dijo Bieber a sus seguidoras, que no le hicieron caso.

Luego explicó el porqué de su pedido: "No creo que sea necesario cuando trato de decir algo que ustedes estén gritando. Siento que me quiero conectar con ustedes. El punto de la regla de no gritar es que cuando los miro a los ojos ustedes saben que estamos teniendo un momento y una conexión". Sin embargo, nada de esto fue suficiente y Bieber optó por una solución extrema.

Embed

Soltó el micrófono y lo lanzó al piso y a continuación se retiró del escenario por unos minutos. A su regreso sentenció: "No voy a hablar el resto de la noche. Solo vamos a hacer la música. Obviamente Manchester no puede manejar esto así que hagamos música", dijo con un tono en el que se lo notaba enojado".

Hace algunos meses ya hubo otra polémica que surgió luego de que el cantante se negara en reiteradas ocasiones a firmar autógrafos y a tomarse selfies con su fans -en su mayoría mujeres adolescentes. "Si me ves en algún sitio, quiero que sepas que no voy a tomarme una foto. Ya no me tomaré más fotos", señaló el artista en mayo de este año. "Ha llegado un punto en el que la gente ni siquiera me dice 'hola' o me reconoce como un humano. Me siento como un animal del zoo y quiero ser capaz de mantener mi sensatez. Me doy cuenta de que la gente se va sentir defrauda, pero no le debo a nadie una foto",expresó aquella vez.

Populares de la sección