La guerra contra las FARC termina tras acuerdo bilateral en La Habana

El acuerdo abarca detalles como la entrega de las armas de la guerrilla y la lucha contra el paramilitarismo y será anunciado oficialmente mañana
El Gobierno de Colombia y las FARC alcanzaron un acuerdo para el cese del fuego bilateral y definitivo, cuyos detalles se darán a conocer mañana en La Habana en un acto al que acudirán el presidente Juan Manuel Santos y mandatarios de los países garantes y acompañantes del proceso de paz, entre otros.

"Las delegaciones del Gobierno Nacional y las FARC-EP informamos a la opinión publica que hemos llegado con éxito al acuerdo para el cese el fuego y de hostilidades bilateral y definitivo", indicaron los negociadores colombianos en un comunicado conjunto dado a conocer hoy en la capital cubana.

Las partes también han logrado consensuar aspectos fundamentales para el fin del conflicto como la entrega de armas por parte de la guerrilla, las garantías de seguridad, la lucha contra el paramilitarismo y la persecución de las "conductas criminales que amenacen la implementación de los acuerdos y a la construcción de la paz".

El contenido del acuerdo se dará a conocer mañana jueves en la Habana en un evento encabezado por Santos, por el líder máximo de las FARC, Rodrigo Londoño Echeverri (alias "Timochenko"), además del presidente de Cuba, Raúl Castro, y el canciller de Noruega, Borge Brende, los dos países garantes del proceso de paz colombiano.En representación de las naciones acompañantes del proceso, Chile y Venezuela, viajarán a La Habana sus presidentes, Michelle Bachelet y Nicolás Maduro, respectivamente.
También asistirá como invitado especial el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, acompañado por los presidentes del Consejo de Seguridad y de la Asamblea General de Naciones Unidas.

El conflicto colombiano ha enfrentado durante más de 50 años a guerrillas, paramilitares, miembros de la fuerza pública y grupos del narcotráfico, dejando un saldo de alrededor de 260 mil muertos, 45 mil desaparecidos y casi 7 millones de desplazados.



Fuente: Agencias

Populares de la sección