La Habana se despidió de Fidel con líderes latinoamericanos

Los funerales continuarán hoy con una caravana que recorrerá la isla
Una multitud paciente despedía a Fidel Castro por segundo día consecutivo ayer en un homenaje en La Habana, al que se sumaron líderes africanos y de la izquierda latinoamericana, mientras Europa y Estados Unidos asisten con bajo perfil.

Hijos espirituales de la Revolución cubana, los mandatarios de Venezuela, Nicolás Maduro, y de Bolivia, Evo Morales, fueron los primeros en rendir tributo frente a la foto de un Fidel con barba negra, fusil al hombro y mochila de guerrillero, adornada con medallas y flores blancas.

Desde el lunes, cientos de miles de cubanos pasan por la Plaza de la Revolución en La Habana, donde está la imagen del líder que murió el viernes a los 90 años y que apoyó los movimientos rebeldes en América, envió tropas a África y retó como pocos a Estados Unidos en la Guerra Fría.

Criticado con igual pasión, sobre todo por la mano dura con la que sofocó cualquier brote de disidencia en la isla, el gobierno de Fidel y el de su hermano Raúl, quien lo sustituyó en el poder en 2006, apoyaron la paz con las guerrillas colombianas.

"Seguimos de pie, seguimos juntos hoy más que nunca junto a Fidel", declaró ayer Maduro a su llegada a la capital cubana.

Cenizas

Los homenajes fúnebres a Castro se extenderán hasta el domingo próximo, cuando sus cenizas serán llevadas al cementerio de Santiago de Cuba donde están enterrados los restos de José Martí, héroe de la independencia.

"Fidel era un hombre muy poderoso por su pensamiento, sabía mucho y ayudaba a los otros países", según Andrés Cabrales. A los 76 años, este exguerrillero de la Revolución exhibe orgulloso medallas en el pecho.

Las cenizas de Castro reposan en una urna de madera de color café que fue exhibida por primera vez la noche del lunes por la televisión estatal.

Raúl Castro y altos dirigentes del Partido Comunista honraron su memoria en la sala Granma del Ministerio de las Fuerzas Armadas, al costado de la Plaza de la Revolución, adonde también acudieron ayer.

El respeto que domina las manifestaciones por la muerte del dirigente solo fue roto por cubanos anticastristas que festejan en Miami y las declaraciones del presidente electo estadounidense Donald Trump, quien lo calificó de "dictador brutal".

El conocido "balserito" Elián González, que en el 2000 fue centro de una enconada disputa entre Cuba y Estados Unidos, dijo que la respuesta a Trump se la está dando la multitudinaria presencia de cubanos en los funerales.

"Yo no creo que tantas personas podrían llorar a alguien que, como él dice, es un dictador", dijo.

Ausencias de peso

Anoche hubo una ceremonia de masas en memoria de Fidel Castro, a la que estaban invitados líderes y personalidades del mundo y que cerró los homenajes en La Habana.

Hoy comenzará una caravana con los restos del líder fallecido, que recorrerá 13 de las 15 provincias antes de su llegada a Santiago de Cuba.

Además de Maduro y Morales, la izquierda latinoamericana estuvo representada por los presidentes de Ecuador, Rafael Correa, y de Nicaragua, Daniel Ortega. También asistieron los mandatarios de Colombia, Juan Manuel Santos, y de México, Enrique Peña Nieto.

En contraste, pocos líderes de otras partes del mundo llegaron a La Habana para despedir a uno de los hombres más influyentes y controvertidos del siglo XX.

Fuente: AFP

Populares de la sección