La hazaña doloreña para no perder clases

Los dos centros están destruidos, pero profesores y alumnos se esfuerzan para continuar con las clases. Vea el video

Embed

Tras el tornado del 15 de abril, los dos liceos de Dolores quedaron destruidos. Desde entonces profesores y alumnos hacen esfuerzos para continuar con el año lectivo. Para ello no solo debieron buscar locales, donde poder dictar clases, sino que además tuvieron que sobreponerse al shock emocional producto de lo que vivieron.

Actualmente los aproximadamente 2.000 liceales doloreños dividen sus actividades en ocho locales diferentes, cedidos por distintas organizaciones y organismos del estado.

En estos espacios los alumnos asisten a actividades educativas, dado que los profesores han adaptado los contenidos y programas a la situación que atraviesan los jóvenes.

Esta realidad es la que el Consejo de Educación Secundaria intenta transmitir en el video "Volver a clases después del tornado" publicado este miércoles en su página web.

La semana pasada, El Observador informó que las clases propiamente dichas recién se retomarán con normalidad en junio cuando se terminen de colocar las 32 aulas prefabricadas que sustituirán por varios meses al liceo Nº 1 y Nº 2.


Populares de la sección