La "heladera solidaria" de la que comen 200 personas en Salto

La iniciativa que surgió en Argentina y ya está en Uruguay promueve que se donen alimentos para quienes lo necesitan

El PIT-CNT se declaró a favor de un proyecto de ley que prohíbe a los comercios tirar alimentos aptos para consumir impulsado por el diputado colorado Adrían Peña. Sin embargo, aún no se sabe cómo se va a llevar a cabo.

Este viernes 8, la lectora Silvia Milán mediante la sección "Carta del lector" de El Observador sugirió: "La situación de las personas que viven un mal momento merece consideración especial. Por esa razón, sugiero que se instalen heladeras solidarias como está pasando en el departmento de Salto. Como hay pobreza en Uruguay, se compró una heladera para que todos a los que les sobra comida en buen estado puedan colocarla en ese lugar".

El 23 de mayo comenzó la iniciativa "Heladera solidaria" en la casa parroquial de Salto para entregar comida a los más necesitados con la colaboración de todos los ciudadanos de lunes a viernes entre las 18:00 y las 20:00. En un principio, acudían unas 30 personas por día, actualmente llegan 200 aproximadamente. El padre José en diálogo con Radio Uruguay contó que de todos los que asisten a la parroquia, 15 o 20 están viviendo en la calle,y el resto presentan "dificultades reales de trabajo".

Según informó el diario Cambio de Salto, el programa funciona gracias al aporte de la comunidad en la elaboración de comidas, la donación de alimentos y productos para elbaroar viandas que se entregan a diario.

Las personas que van hasta la parroquia a buscar su comida- en muchos casos la única del día- reciben sopas, guisos, ensopados y hasta copas de leche caliente según indica el diario salteño.

La iniciativa que se popularizó con el nombre "Heladera solidaria" surgió en febrero pasado en Argentina, cuando el dueño de tres locales gastronómicos, Fernando Ríos, decidió instalar una heladera en la provincia de Tucumán con la comida sobrante. El éxito que rodeó a la iniciativa llevó a que los mismos vecinos quieran donar alimentos.

Embed

Según contó Ríos a EFE, todo sucedió cuando a la hora del cierre de uno de los negocios, vieron a un padre meter a su hijo en un contenedor para que busque comida entre la basura y la mayoría de lo que encontró provenía de su restaurante."La discusión no es una heladera. La discusión es hasta cuándo vamos a mirar para otro lado tirando alimentos cuando vecinos pasan hambre", afirmó el creador del proyecto.

Rápidamente la idea se fue extendiendo, y hoy funciona en diez provincias argentinas. De acuerdo con Infobae noticias, la ONG Red Solidaria es una de las grandes impulsoras del proyecto e insta a los bares y los restaurantes porteños a conservar los alimentos que no fueron consumidos para que los necesitados se lo puedan llevar, evitando a que consuman de la basura.

Embed


Situación en Uruguay

Según datos del año pasado del Instituto Nacional de Estadística, en Uruguay son 10 mil las personas que no pueden satisfacer mínimamente sus necesidades alimentarias. Además, en el país hay 335 mil pobres (9,7% de la población total) que no cuentan con ingresos suficientes para satisfacer sus necesidades básicas.

Populares de la sección