La historia de los reporteros que le contaron al mundo sobre los campos de concentración

El libro 1945: cómo el mundo descubrió el horror se mete en el corazón de las tinieblas
El nombre de Meyer Levin puede no significar nada en el contexto de la segunda guerra mundial porque este novelista judío estadounidense no lideró a ningún ejército ni firmó ninguno de los tratados que resolvieron el mapa político luego del conflicto.

Pero Levin puede jactarse de ser el primer reportero en ingresar a un campo de concentración y contarle al mundo lo que allí ocurrió durante la guerra. Acompañado por el fotógrafo francés –y también judío– Eric Schwab, los dos fueron los responsables de descubrir el lado más escalofriante de la guerra.

Las fotos de Schwab pertenecen al acervo de la agencia AFP mientras que Levin publicó libros sobre lo que halló en Europa. Sin embargo, el libro 1945: cómo el mundo descubrió el horror, de la historiadora francesa Annette Wievorka, reune con maestría las impresiones de ambos, a la vez que analiza el contexto en el que los dos periodistas hicieron sus hallazgos.

Por ejemplo, los ejércitos aliados conocían la existencia de campos de concentración alemanes. Era una construcción frecuente en cada guerra y de hecho hasta Estados Unidos poseía campos en su territorio, destinados a los ciudadanos japoneses y alemanes.

Lo que no era habitual era la utilización de esos lugares como campos de exterminio sistemático, y que fue lo que realmente sorprendió una vez hecho el descubrimiento.

"Para Meyer Levin y Eric Schwab es literalmente una revelación, igual que para los soldados que penetran en el campo y muy pronto para los generales estadounidenses que lo visitan", considera la autora.

Una vez determinado lo que sucedía en el campo de Ordhruf, el primero con el que se encontraron, la dupla comenzó un periplo que podría perfectamente ser una película, pero fue una historia real: Levin y Schwab recorriendo Europa central a bordo de un jeep militar cubierto con los nombres y las ubicaciones de los sobrevivientes de los campos para informar a sus familias en caso de que estas se encontraran con los periodistas.

Mientras convivían con la destrucción de las últimas semanas de la guerra y seguían los pasos del ejército estadounidense en su camino a Alemania, los dos buscaban a la madre de Schwab, supuestamente prisionera en un campo, y vivieron algunas aventuras como la intervención en un rescate de prisioneros VIP encerrados en un castillo austríaco, o una pelea con un agente de las SS en un pueblo conquistado por los Aliados.

Si bien hoy lo sucedido en los campos de exterminio nazis son temas conocidos y ya tratados por diversos medios, 1945 pone al descubierto cómo fueron las primeras reacciones Holocausto del pueblo judío y cómo al comienzo incluso el asesinato de los prisioneros no se enfocaba en sus creencias religiosas, sino en sus procedencias.

A su vez, pone el foco en el hecho de que había diferentes castas de presos en los campos, algo que habitualmente también se deja de lado al contar lo sucedido allí. Levin y Schwab se encuentran con prisioneros esqueléticos, enfermos y vapuleados, y eso es lo que más les revuelve el estómago (así como al resto del mundo), pero también se cruzan con otros que habían recibido un mejor trato y estaban en mejores condiciones.

Pero lo realmente importante del trabajo de los dos reporteros en Europa es el descubrimiento de uno de los secretos mejor guardados de los alemanes, y una de las revelaciones más impactantes de la historia humana, más allá de que el libro también nota que, por ejemplo, en Estados Unidos los sectores favorables al ingreso en el conflicto europeo usaron este hallazgo como justificación para su intervención.

"Lo sabíamos. El mundo había oído hablar de ello. Pero hasta ahora ninguno de nosotros lo había visto. Fue como si al fin penetráramos en el lado oscuro del corazón, en el más despreciable interior del corazón maléfico", dijo Levin luego de la guerra, reflexionando sobre su hallazgo. Un hallazgo imprevisible, pero que cambiaría todo para siempre.

Populares de la sección

Acerca del autor