La huella inmortal del tango de Mores

Tras su muerte, queda su influencia en varios estilos más allá del suyo

Fue uno de los grandes melodistas que tuvo el tango. Con haber hecho Cafetín de Buenos Aires junto a Enrique Santos Discépolo... Esa obra ya amerita que el hombre esté en las mejores páginas del género". Las palabras son del productor musical Fernando Rossi, responsable del programa Tertulia ciudadana de radio Uruguay.

Ayer, a los 98 años, Mariano Mores murió en la ciudad de Buenos Aires, desde donde proyectó una creación que gravitó como pocas en la música icónica del Río de la Plata.

Pero la influencia de Mores no solo se circunscribió al tango. Su huella se adentró en la cultura pop como ninguna otra de sus compañeros de género. Por eso, ayer, muchos músicos fuera de fronteras del tango lo recordaron no solo por el valor histórico de sus composiciones, sino también por su influencia directa en otros géneros.

"Exigente maestro"

Andrés Calamaro trabajó con Mariano Mores para la canción Jugar con fuego, un track de su disco Honestidad brutal, de 1999. "El maestro era exigente con la métrica, la formalidad de la canción y las palabras. Él también pulía su arreglo en una partitura que ganaba en interés y enjundia cada día, cada tarde que compartíamos en su piso recoleto. Hablamos mucho y de muchas cosas en aquellas semanas escribiendo; entre otras cosas le confesé la importancia de la grabación no siendo yo un hombre de partituras. Que necesitaba un registro grabado para tener la canción y recordarla", recordó Calamaro, quien publicó ayer una emotiva carta de despedida al músico.

También Fito Páez y Luis Alberto Spinetta fueron influenciados por Mores: para su disco La la la de 1986, hicieron una versión de Grisel, una de las composiciones musicales más asociadas a su leyenda. Este tipo de hitos marcaron el diálogo cultural entre rock y tango, una relación que define como pocas a la música argentina.

Reverencias uruguayas

En 2011, El Observador entrevistó a Mores con motivo de su promocionado último concierto en Montevideo, en el Auditorio Adela Reta. En esa ocasión, en la que Mores se refirió al valor del tango en la historia ("Es un sentimiento que nace de lo más profundo del ser humano. No hay persona que en algún momento de su vida no se identifique con un tango", aseguró), otros músicos uruguayos rindieron homenaje a su trabajo. "Una de las cosas que más rescataría de Mores es su capacidad para crear melodías inolvidables dentro de lo que es el tango canción", recordó esa vez la cantante Malena Muyala, mientras que Julio Frade, otro referente tanguero local, señaló en su momento que Mores había "creado los tangos más importantes del repertorio rioplatense". También en aquella ocasión, Luciano Supervielle destacó que "lo de Mores fue un gran trabajo del espectáculo, del tango en su encare más cinematográfico de alguna manera. Creo que él, como muchos, fue un verdadero virtuoso del estilo".

Por esas virtudes e influencias, Mariano Mores es, desde ayer, una leyenda inmortal de la música rioplatense.


Populares de la sección