La incubadora de ORT ahora tiene un espacio "a lo Google"

Se inauguraron las nuevas instalaciones del Centro de Innovación y Emprendimientos (CIE) y se oficializaron algunos cambios en su funcionamiento
"El CIE es el fruto de perseguir un sueño: tener un país cada vez más emprendedor". Así comenzó la presentación del nuevo Centro de Innovación y Emprendimientos su coordinador, Enrique Topolansky.
En 2007, luego de siete años desde la creación de Ingenio, la primera incubadora de Uruguay y de la que Topolansky fue uno de sus fundadores, desde la universidad ORT se pensó que era necesario inculcar la cultura emprendedora a sus estudiantes. Para eso, el CIE –y la incorporación de materias opcionales en las carreras– fueron los motores para hacer germinar el gusto por emprender.

El CIE tiene en su haber el impulso a 185 emprendedores y 76 emprendimientos que se volcaron al mercado (entre ellos el considerado más exitoso hasta el momento es Pedidos Ya).

La semana pasada, el CIE presentó su nuevo espacio al "estilo Google": un área de 150 metros cuadrados ubicada en Cuareim y Mercedes –en donde anteriormente funcionaba el Laboratorio de Biotecnología de ORT–, con salas de reuniones, espacios de trabajo compartidos y una mini cancha de básquetbol, entre otras prestaciones. "El CIE interconecta los servicios en los 25.000 metros cuadrados que tiene la Universidad ORT. Hoy un estudiante que quiere prototipar puede ir al Laboratorio de Diseño y usar las impresoras 3D; validar un alimento en el Laboratorio de Biotecnología; o trabajar el modelo de negocios de la empresa en la Facultad de Administración", explicó Topolansky durante la presentación, que contó con la presencia del intendente de Montevideo Daniel Martínez, autoridades de Universidad ORT, referentes del ecosistema emprendedor uruguayo; además de estudiantes, docentes, egresados, y ex incubados.

El equipo de Pedidos Ya recibió una mención por ser el emprendimiento con más impulso que salió del CIE, producto de la primera generación. Uno de sus fundadores, Ariel Burschtin, contó cuáles fueron los primeros pasos del proyecto que comenzó como parte de la materia Actitud Emprendedora. "De juntarnos en los pasillos a trabajar, ingresar en el CIE, empezar a recibir inversiones, a expandirnos por toda América Latina", resumió.

Mención a Pedidos Ya
Pedidos Ya recibió una mención especial por ser considerado el emprendimiento más exitoso de CIE<br>
Pedidos Ya recibió una mención especial por ser considerado el emprendimiento más exitoso de CIE

El espacio –similar a lo que sería un cowork– comenzó a funcionar para los emprendedores en el mes de marzo, a modo de prueba, sin saber cómo iban a reaccionar los estudiantes una vez que comenzaran a trabajar allí, indicó Topolansky: "No sabía que se iba a generar un clima tan bueno y que a la gente le iba a gustar trabajar en el centro".

Para todos

Desde su creación en 2007, para ingresar al CIE los estudiantes debían presentar su proyecto y un comité seleccionador escogía cuáles se aceptaban y cuáles no. Este año, el proceso de selección dio un giro brindando la posibilidad de que cualquier estudiante y su equipo puedan presentar su proyecto pre-incubado e ingresar a las instalaciones del CIE, a cambio del compromiso de trabajar para validar la idea, dedicando determinadas horas a la semana para ello. "Cuando vino el Premio Nobel de Química de Israel, Dan Schetman, y le conté cómo funcionaba el CIE, me dijo algo que me cambió la cabeza", señaló Topolanksy en referencia a que Schetman cuestionó el criterio para definir si un equipo ingresaba o no, cuando solo lo que presentaban era una idea y no sabían aún cómo implementarla.

Schetman hizo una pregunta que llevó al coordinador del CIE a reflexionar hasta culminar en la implementación del nuevo proceso: "¿Cuántas ideas habrás matado pensando que estaban equivocadas?".

Con el cambio, los emprendedores se van "ganando la confianza" del CIE y si logran validar la idea, acceden a más servicios de la incubadora propiamente dicha. "Pueden tener los fondos de la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII) y utilizar todos los espacios de Universidad ORT: los laboratorios, la Escuela de Negocios, entre otros", dijo Topolansky. Las ventajas del CIE, según su coordinador, es que vincula servicios con conocimiento. "Vinculamos lo que necesitan los emprendedores con los servicios de la universidad. En 25.000 metros cuadrados que ocupa la ORT, hay gente que no sabe lo que tiene a su alcance", indicó.

"Nuestra responsabilidad como universidad es formar estudiantes con actitud emprendedora”. Enrique Topolansky, coordinador del CIE-ORT

Más formación

"Cada profesor tendría que estimular la cultura emprendedora desde su materia", reflexionó Topolansky. Los decanos de las facultades de Ingeniería de la Universidad de la República, Universidad de Montevideo, Universidad Católica y Universidad ORT acordaron trabajar la implantación del "chip del emprendedurismo" entre los estudiantes, proceso en el que el CIE trabajará conjuntamente.

"Cada universidad es diferente: algunas están más avanzadas en emprendedurismo y otras no tanto. La cultura de cada universidad enlentece en algunos casos la coordinación", explicó. El cambio social a través del emprendedurismo es la clave, según Topolansky. "Para cambiar el país tenemos que colaborar entre todos".


Puertas abiertas para la innovación

Equipos con al menos un estudiante o graduado de la Universidad ORT Uruguay pueden postular ideas para ser preincubadas. No hay un período de postulación específico, sino que en cie.ort.edu.uy se pueden presentar proyectos en cualquier momento.

Al ingresar al período de incubación, el CIE se encarga del contacto con inversores ángeles, realiza consultoría gratis y brinda acceso a toda la red de la universidad con sus distintos laboratorios.

Populares de la sección

Acerca del autor