La industria importa 18.000 toneladas de lana

Es para hacer un uso más eficiente de la capacidad instalada ante la caída de la producción
La persistente caída del stock ovino ha llevado a la industria textil a importar un promedio de 18 millones de kilos de lana en promedio en los últimos cinco años "para hacer un uso más eficiente de su capacidad instalada", según el dato publicado en el Anuario 2015 de la Oficina de Programación y Política Agropecuaria (Opypa).

En un artículo titulado Cadena ovina: situación y perspectivas, de Felipe Bertamini y José Bervejillo, ambos técnicos de Opypa afirmaron que el futuro de la producción del rubro ovino "depende en gran parte de las condiciones generales de competitividad por las que atraviesa desde hace ya varios años".

El estudio alertó que "la disminución de los inventarios, un proceso continuado de prácticamente un cuarto de siglo, es el principal síntoma de la baja rentabilidad relativa de la actividad, cuando su retorno se lo pondera por el riesgo implícito. Aún cuando en la comparación con la invernada vacuna, la alternativa de invernada de corderos suele aparecer ventajosa, la percepción por parte de los productores ganaderos de los riesgos asociados a la actividad relativiza los resultados difundidos en jornadas y artículos técnicos".

El artículo recordó que "problemas de abigeato y acción de predadores han llevado a muchos productores a salirse del rubro por completo. Como agravante, es muy posible que la variabilidad del régimen de lluvias y temperaturas asociado con el cambio climático, imponga mayores restricciones y mayores riesgos, por aumento de la mortalidad y problemas sanitarios de diferente tipo".

En el corto plazo, "es esperable que la apertura del mercado norteamericano para la carne con hueso tenga un efecto positivo sobre la producción. Sin embargo, la consolidación de los cambios esperables en el mediano y largo plazo dependerá del contexto en el que se realiza la producción. Si estas condiciones mejoran y más productores están dispuestos a introducir o intensificar el rubro ovino en sus explotaciones, la consolidación de un proceso de crecimiento tendrá que ir de la mano con la mayor difusión de una nueva forma de producir, adoptando las nuevas tecnologías de alimentación y manejo del rodeo que ya están disponibles", aseguraron los técnicos de Opypa.


Acerca del autor