La industria ve improble más subas en precios de haciendas

Advierten que no hay que olvidarse que el mundo está en recesión
El nivel de los negocios de la carne que actualmente está encarando la industria frigorífica no hace prever que sea posible "soportar nuevos aumentos" en el precio de las haciendas, según las explicaciones efectuadas a El Observador por el vicepresidente del Frigorífico San Jacinto, Gastón Scayola.

El industrial aseguró que "hoy no es posible manejar grandes referencias de precios porque se están haciendo negocios solo con Israel y China, y los precios que se obtienen de esas ventas no soportan muchos incrementos más en el precio del ganado".

Explicó que a nivel local inciden factores en el mercado de haciendas, como el volumen de animales disponibles, si hay capacidad industrial en exceso o insuficiente, y los factores climáticos que cuando hay buena oferta de ganados presiona en un libre mercado los precios hacia abajo. Precisamente el mercado está en un momento donde la oferta de ganado y el clima están incidiendo y es lógico que, si cae la disponibilidad, haya una suba de los precios, dijo Scayola.

Pero en esos factores que juegan a nivel local no se pueden olvidar de "las condiciones que nos marca el mundo en la negociación del 80% de la carne que se vende en el exterior, factor fundamental para la formación de precios".

Según la opinión del industrial, allí es donde en estos momentos se está viviendo una situación de incompatibilidad en que las condiciones internas empujan los precios del ganado hacia arriba y las condiciones internacionales "nos embretan" entre las dos puntas de precios que son el mercado de la carne y el de haciendas.

Estados Unidos es para Uruguay competitivo solo en carne que se le vende dentro de cuota,

Analizando los mercados dijo que Estados Unidos es para Uruguay competitivo solamente en la carne que se le vende dentro de cuota, porque si se tuviera que pagar los impuestos (aranceles) no sería posible competir con países como Australia.

Manifestó también que se ve a Rusia fuera de negocios posibles y que existe una esperanza en China, donde se "nos manifestó en la feria de Shanghai que había reducido sus stocks y que habría de iniciar un flujo de negocios más fuertes, aspecto que no se está concretando.

Por lo tanto Uruguay está produciendo carnes para Israel, donde hay una fuerte presencia del novillo en los cortes para ese mercado. Pero demandar novillos en el invierno puede generar subas en los precios que no sean sostenibles, afirmó el industrial.

En el otoño pasado la dirigencia gremial de los productores había denunciado su malestar porque los precios de las haciendas por debajo de los US$ 3 el kilo en cuarta balanza no reflejaban exactamente los precios internacionales de la carne.

Sobre este punto, Scayola entendió que ponerse a discutir en público entre las gremiales de productores e industriales el precio del ganado en función del comportamiento de los mercados internacionales "no tiene mayor sentido. Es un desgaste porque cada uno está evaluando parcialmente la realidad de su interés".

Para el industrial, lo importante es que "estemos unidos haciendo un mismo análisis de la realidad y siendo conscientes de que industria y productores no pueden vivir aislados de lo que pasa en el resto del mundo, y en el resto del mundo hay que tomar conciencia de que existe una recesión".

Populares de la sección

Acerca del autor