La inflación cedió en febrero y quedó a las puertas del rango meta

Analistas esperan que baje de 7% circunstancialmente en próximos meses
Luego de seis años por fuera del rango meta, la inflación quedó a las puertas del objetivo oficial y los analistas esperan que ingrese dentro de esa esquiva franja durante el primer semestre del año. Y aunque dudan que esos niveles más bajos de inflación hayan llegado para quedarse, coinciden en que resulta un alivio para los consumidores y para las autoridades de gobierno.

Los precios de la canasta de consumo subieron 0,5% en febrero, lo que llevó a la inflación interanual a 7,09%, su nivel más bajo desde diciembre de 2010, según los datos divulgados ayer viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Respecto a enero de este año, la moderación fue significativa. En los 12 meses finalizados en enero, los precios acumulaban un aumento de 8,3%.
Rango meta

"Es una buena noticia", dijo a El Observador el director del Centro de Estudios para el Desarrollo (CED), Hernán Bonilla. "Hacía varios años que no nos acercábamos tanto al rango meta, aunque haya varios factores puntuales", agregó.

El rango trazado por las autoridades se ubica entre 3% y 7%, y pese a que en las sucesivas reuniones trimestrales del Comité de Coordinación Macroeconómica, el Ministerio de Economía y el Banco Central han ratificado ese compromiso –aunque sus políticas no siempre estuvieron alineadas con ese objetivo–, la inflación se mantuvo sistemáticamente por encima de su techo en los últimos seis años.

De hecho, cuando en diciembre de 2010 la inflación ingresó entre 3% y 7%, lo hizo solo por ese mes.
Sin embargo, esta vez su permanencia podría ser más duradera. Según la economista Gabriela Mordecki, coordinadora del Instituto de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas y Administración (Universidad de la República), "para abril o mayo hay una alta probabilidad de que la inflación se sitúe dentro del rango meta". Sin embargo, es poco probable que permanezca en esos niveles por mucho tiempo. "No estamos esperando que eso se mantenga a fin de año. No es que esperemos tampoco una suba importante, pero sí por encima del rango meta y más cerca de 8% que de 7%", señaló la académica.

El dólar ayuda

Son varios los elementos que explican la moderación inflacionaria. Aldo Lema, director de Vixion Consultores, señaló que "la apreciación del peso y la moderación de los salarios nominales compensaron las mayores presiones de la inflación externa". Si se compara la cotización del dólar en el promedio de enero con la de igual período del año pasado, hubo una caída de 10,4%. Eso se refleja en el comportamiento en el precio de los bienes y servicios transables –aquellos que se comercializan con el exterior y, por lo tanto, sus precios están afectados por el tipo de cambio–. Ese componente de la canasta de consumo se encareció 5,2% durante los últimos 12 meses, mientras que a enero acumulaba una suba de 7,6% interanual.

Los alimentos no elaborados –en particular frutas y verduras– ayudaron también a moderar la suba de precios. Mientras que en enero aumentaban a un ritmo de 5,4% interanual, en febrero su incremento fue de 1,7% respecto a igual mes del año pasado. Lema también es optimista respecto al aumento de los precios en los próximos meses. "Este último dato confirma que la inflación va a reingresar al rango meta en los próximos meses. Incluso puede estar en torno al 6% a mediados de año, aunque repuntará en el segundo semestre", proyectó.

La mediana de la Encuesta de Expectativas Económicas de El Observador realizada a fines de febrero preveía una inflación de 7,5% al cierre del mes, medio punto por encima del registro efectivo.

10,4%
fue la baja del dólar en los 12 meses finalizados en febrero, lo que ayudó a moderar el aumento de los precios en los bienes y servicios que compiten con el exterior

Populares de la sección