La inflación se aceleró en marzo y el gobierno reforzará medidas

Astori insistió en mayor control en fijación de precios; BCU restringirá circulación de dinero
En un segundo mes consecutivo en el terreno de los dos dígitos, los precios aceleraron su ritmo de aumento a 10,6% interanual en marzo. Se trata del mayor incremento del Índice de Precios al Consumo (IPC) en 12 meses desde noviembre de 2003, según los datos difundidos ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE). A febrero, los precios aumentaban a una tasa interanual de 10,23%. Ese dato termina por consolidar un problema para el equipo económico, que ya enfrenta situaciones complejas como la meta de reducir el rojo de las cuentas públicas y lidiar con una economía estancada.

Además, la evolución de los precios no hace más que reforzar los cuestionamientos del PIT-CNT relativos al riesgo de que los trabajadores pierdan poder adquisitivo con las pautas oficiales de aumento salarial propuestas. De hecho, el gremio de los funcionarios públicos solicitará al Poder Ejecutivo que incorpore la evolución del IPC como un factor para revisar los lineamientos.

El ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, anunció ayer que se trabaja en la elaboración de nuevas normas que permitan a la Comisión de Defensa de la Competencia "ir a conclusiones más profundas" y "correctoras de conductas que le hacen daño a la sociedad uruguaya" en la fijación de precios.

El jerarca dijo que si bien todavía no hay casos confirmados de abuso de posición dominante, "hay indicios sin dudas". Por otro lado Astori –que participó de la presentación de un estudio del Banco Mundial y la Cepal – remarcó la "necesidad de seguir luchando contra esas presiones inflacionarias con todos los instrumentos".

"Hay que seguir practicando una política monetaria muy disciplinada, muy contractiva y en segundo lugar una conducta fiscal más prudente que nunca", afirmó. Pese a los esfuerzos y medidas que anunció el gobierno en los últimos días, los analistas prevén una coyuntura compleja para moderar las presiones inflacionarias a corto plazo.

Acelere en marzo


Todos los grandes componentes de la canasta de consumo aceleraron en marzo su ritmo de aumento, de acuerdo a los datos oficiales. Por un lado, los alimentos sin procesar pasaron de subir a una tasa de 8,8% interanual a febrero a una más acelerada, de 9,7%. Lo mismo sucedió con los servicios que provee el Estado, que pasaron de subir a una tasa de 8,1% a 8,2% interanual en el último mes. De ese modo, el aumento de los servicios públicos sigue apuntalando la suba del costo de vida. De hecho, en marzo del año pasado subían a una tasa de apenas 1,5% interanual, actuando como amortiguador inflacionario de acuerdo a los datos analizados por la Unidad de Análisis Económico de El Observador.

En tanto, los bienes y servicios transables –aquellos que se intercambian con el exterior y por lo tanto, toman sus precios en los mercados internacionales y se ven afectados por la variación en el tipo de cambio–, también aceleraron su ritmo de aumento en el último mes, al pasar de una tasa interanual de aumento de 13% a 13,3%. A pesar de que el dólar bajó 1,9% a lo largo del último mes, si se compara en términos interanuales, todavía se encontraba en el promedio del mes 27% por encima de igual mes de 2015. Esa variación se encuentra apenas por debajo de la apreciación de la divisa en los 12 meses a febrero, de 29,2%, la mayor tasa de variación desde setiembre de 2003.

También los productos no transables –los bienes y servicios que se producen en Uruguay solo para el mercado local y que no enfrentan la competencia del exterior– aceleraron su ritmo de aumento. Pese a la fuerte desaceleración de la suba del salario real, los factores domésticos siguen teniendo una fuerte incidencia los precios. En el último mes, ese componente pasó de subir a una tasa de 9,9% en los 12 meses finalizados en febrero a 10,2% en la última medición.

Escenario complejo

Los economistas consultados por El Observador no realizaron grandes cambios en su diagnóstico y mostraron su preocupación por una economía estancada, y que pese a una menor depreciación del tipo de cambio, la inflación continuó acelerándose. "La inflación por arriba del 10% no es un accidente ni responde únicamente al cambio en las prioridades de la política económica y a una depreciación del peso más acelerada de lo previsto. En otras palabras, el hecho de que tengamos una inflación por arriba del 10% no es producto de fenómenos transitorios sino que responde a cosas más estructurales de los últimos años", dijo el economista Germán Deagosto de CPA Ferrere.

El experto estimó que la política económica continuará "priorizando la recomposición de las finanzas públicas" dentro de su balance de objetivos. "En términos del combate inflacionario, esto supone que desde el frente fiscal no hay espacio para contribuir con la política monetaria, que mantendrá el sesgo contractivo para anclar expectativas, pero permitiendo un deslizamiento cambiario para amortiguar el shock externo", indicó. CPA espera que la inflación cierre el año en torno a 10,6%.

Expectativas inflación 2016 03


Por su parte, el economista Alejandro Cavallo de Equipos Consultores comentó que si bien el dólar bajó en las últimas semanas –algo que podría ayudar al gobierno a controlar las presiones inflacionarias–, "la tendencia para este año y para el próximo es de un tipo de cambio que se moverá al alza. Sin embargo, nuestro país sigue necesitando caídas de precios en dólares y eso se logrará con aumentos del tipo de cambio sustancialmente mayores a la inflación", explicó.

Mañana está previsto que el Comité de Política Monetaria (Copom) del BCU anuncie nuevas medidas para restringir aun más el circulante de dinero. "Eso llevaría en el corto plazo a disminuir el tipo de cambio y moderar las subas de precios de los transables. También puede tener ciertos efectos, leves o moderados, en un horizonte medio sobre la actividad económica, sobre las tasas de interés, sobre el crédito y sobre la inflación, aunque obviamente depende de la magnitud de la contracción y de la herramienta utilizada", explicó Cavallo.

En la misma línea el investigador de Cinve, Nicolás Fornasari, dijo que si bien tanto las medidas de subir los encajes como eventualmente acortar aun más la emisión de dinero puedan encarecer o restringir el crédito bancario a los agentes, "podrían tener efectos negativos sobre la demanda interna y en el nivel de actividad.


Públicos van por aumento anticipado


El presidente de COFE, José Lorenzo López, confirmó ayer a El Observador que su gremio ajusta una propuesta que se elevará en la reunión de este viernes del Consejo Superior de Salarios Público para evitar que la "pérdida financiera" sobre el poder adquisitivo "no sea tan grande". La evolución de los precios durante el primer trimestre (5,16%) –aunque este dato incluye el impacto de UTE Premia de enero que suma casi un punto adicional– lleva a que "ya se haya superado el 5%" que el gobierno otorga como adelanto. "La posibilidad de pedir un adelanto a cuenta (del próximo ajuste en enero de 2017) es una de las alternativas", comentó.

Populares de la sección