La inflación supera 10% y Astori apunta a privados

Los precios al consumo subieron 10% en los 12 meses a febrero y mientras el gobierno apronta medidas, los expertos ven poco margen para dar ese combate
Por Federico Comesaña y Andrés Oyhenard

Uruguay ingresó en febrero al malmirado club de países con inflación de dos dígitos, cuyos miembros en la región son Venezuela, Argentina y Brasil. Un alza de precios por encima del 10% en febrero aumenta la complejidad de un escenario macroeconómico ya de por sí desafiante. Y a la vez, encuentra al gobierno con el menor margen de maniobra de los últimos tiempos para implementar políticas antiinflacionarias de efecto inmediato sin poner en riesgo la estabilidad fiscal y el magro crecimiento económico.

Los precios al consumo subieron 10,23% en los 12 meses finalizados en febrero, con un aumento de los precios de 1,6% durante el último mes. Se trata de la primera vez desde agosto de 2004 que la inflación interanual pasa la barrera de los dos dígitos.

El ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, se mostró ayer preocupado por el ritmo de aumento de los precios, pero dijo: "Vamos a seguir combatiendo esto (por la inflación). Estamos convencidos de que vamos a cumplir con este objetivo".

El jerarca reconoció el efecto de la suba de tarifas y los impuestos a los cigarrillos sobre el renovado impulso de la inflación. Sin embargo, cargó de responsabilidad al sector privado y en particular a algunos sectores.

En una entrevista con la Secretaría de Comunicación de la Presidencia dijo que el gobierno se vio "sorprendido" por los aumentos de precios en los rubros de alimentos y bebidas.

"Voy a convocar al Consejo de Defensa de la Competencia, para que desarrolle un análisis y nos pueda brindar información acerca de la existencia de posibles abusos de posiciones dominantes. Defender la competencia puede ser también un arma muy importante para luchar contra la inflación", explicó.


El rubro alimentos y bebidas mantiene a febrero un ritmo de aumento de 9% interanual, por debajo de la inflación en su conjunto.

También dijo que se echará mano a una política monetaria más contractiva con el objetivo de moderar la dinámica de precios. "Hemos conversados con el presidente del Banco Central (Mario Bergara) para restringir el volumen de dinero en circulación", sostuvo.

Decisión del gobierno

Iniciativas del gobierno tuvieron un impacto crucial a la hora de explicar ese 10% de inflación. Los ajustes de tarifas públicas terminaron de volcarse al indicador de precios del Instituto Nacional de Estadística (INE) recién en febrero.

Los servicios públicos pasaron de aumentar a una tasa de 5,1% interanual a fines de 2015 y en febrero alcanzaban un ritmo de suba de 8,1%, según el índice que elabora la Unidad de Análisis Económico de El Observador a partir de los datos del INE.

A ese mayor empuje se sumó el de los precios transables –aquellos bienes y servicios que se comercian del exterior y que toman sus precios en los mercados internacionales–, que pasaron de aumentar a una tasa de 10,5% a una mucho más pronunciada de 13% interanual.

Si bien la fuerte suba del dólar en el arranque del año –aumentó 6% en el promedio de todo febrero respecto a la última operativa de 2015– explica parte de la suba de los bienes transables, el aumento en la carga impositiva de los cigarrillos y el tabaco también pesaron en el mes.

Margen acotado

Los analistas económicos consultados por El Observador reconocen que el gobierno enfrenta nuevas tensiones para contener los precios, con un margen de maniobra acotado para llevar los precios nuevamente por debajo del 10% en el corto plazo.

"El gobierno ha cambiado su balance de prioridades a partir de comienzos de este año. Ha ajustado las tarifas (o no las ha bajado) y hemos visto que el tipo de cambio ha subido en forma más acelerada que el año pasado. Pareciera que no deteriorar la situación fiscal es ahora más prioritario que bajar las tarifas para incidir en el IPC. Eso es lo que podemos interpretar hasta el momento. Es difícil ver qué podemos esperar del gobierno porque pareciera que estamos en un proceso de cambio de prioridades que no sabemos con certeza qué implicará", dijo Alejandro Cavallo de Equipos Consultores.

En la misma línea, Santiago Rego de CPA Ferrere comentó que el balance de objetivo de las autoridades de gobierno cambió, "priorizando el reordenamiento fiscal en detrimento de la inflación. Esto es lo que vimos en enero con el aumento de tarifas públicas y el no traslado de la rebaja del petróleo a los combustibles", recordó.

A su juicio, en materia de medidas para contener los precios seguramente "no se vean muchas innovaciones dado que las prioridades serían otras. La política tarifaria no tiene margen para ayudar a la inflación y usar el tipo de cambio como ancla antiinflacionaria no es deseable porque implicaría seguir perdiendo competitividad", apuntó.

El experto considera que dadas las restricciones actuales, "es probable que el nuevo objetivo implícito (de inflación) se ubique por debajo del 12%". "El hecho de que estemos analizando cual es el rango implícito es un indicio claro de que la inflación ha perdido importancia entre las prioridades del gobierno, algo que en cierta medida es compartible. Las acciones que en los próximos meses tome o no el gobierno nos darán elementos como para interpretar mejor qué tan fuerte es el compromiso con ese eventual nuevo techo de 12%", añadió Cavallo de Equipos.

En tanto, la consultora Deloitte divulgó un informe donde sostiene que Uruguay se "está enfrentando a un imperativo de cambio de precios relativos, que no parece consistente con el mantenimiento de tasas de inflación de un dígito". En ese sentido, sostiene que los mensajes de las autoridades en los próximos días serán claves para "anclar" las expectativas de los agentes. La consultora prevé que la inflación cierre el 2016 en 10,5%.

Mayor baja del dólar desde setiembreLuego de una fuerte suba del dólar, el billete verde perdió fuerza ayer en el mercado uruguayo y lo hizo a su mayor ritmo desde setiembre del año pasado. En el promedio de las operaciones interbancarias, el dólar bajó 0,65%, a $ 32,318. Esa baja repercutió también en la pizarra al público, donde la moneda estadounidense bajó 20 centésimos en un día, a $ 31,8 para la compra y $ 32,8 para la venta. Ayer el Banco Central se mantuvo al margen de la operativa.

Astori y su compromiso a reducir el déficit

El ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, atribuyó el aumento del déficit fiscal –a 3,8% del PIB en los 12 meses a enero–, a una desaceleración más pronunciada de la economía que la espera, producto de una contexto internacional y regional más adverso.

En entrevista con la Secretaría de Comunicación de Presidencia, el jerarca comentó que el mayor rojo de las cuentas públicos no vino por el lado del gasto –"que se mantuvo"–, sino por una merma de las ingresos, como el de las empresas públicas, una merma en los aportes al BPS por la pérdida de puestos de trabajo, y un aumento de los beneficiarios por seguro de paro. Dijo que el gobierno va a "seguir luchando para un mejor resultado (fiscal).

Mantenemos la meta de mejora que está en el Presupuesto" (de 2,5% para el final del período de gobierno). Descartó revisar las proyecciones de crecimiento promedio de 2,7% para el quinquenio.

Populares de la sección