"La innovación inclusiva genera oportunidades para las personas fuera del sistema"

La ANII presentó nuevo programa dedicado a proyectos inclusivos
La Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII) presentó la semana pasada su primer Fondo de Innovación Inclusiva, con el objetivo de financiar proyectos que logren mejorar las condiciones de integración social de los sectores más vulnerables de la sociedad.

En esta presentación, que se llevó a cabo en el Planetario Municipal, las autoridades de ANII, encabezadas por su presidente, Fernando Brum, presentaron el programa y dos invitados extranjeros, expusieron sobre la importancia de la innovación e inclusión social. Uno de los invitados fue el especialista senior en Ciencia y Tecnología del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Carlos Guaipatín, quién se refirió al concepto de innovación social. "La innovación social es un conocimiento que sirve para resolver un problema, en donde es imprescindible el cruce de disciplinas y un toque de casualidad", explicó.

Por su parte, para ejemplificar con algunos emprendimientos que generaron un impacto a nivel social, la disertación del argentino Federico Seineldin, cocreador de Njambre, una company builder con foco social, sirvió para entender que es posible que desde el nacimiento, una empresa puede generar escenarios socialmente inclusivos e ir más allá de la Responsabilidad Social Empresarial (RSE).

Un nuevo modelo

Federico Seineldin era un empresario tradicional del rubro tecnológico hasta que estalló la crisis en Argentina. Con sus dos socios actuales, vieron que en ese momento las cosas no estaban funcionando como deberían e incursionaron en el movimiento de RSE, convirtiéndose en promotores de estas políticas en las pymes, durante cinco años.

La RSE no era suficiente y los tres decidieron fundar Njambre hace cuatro años, un holding cuyo objetivo es crear empresas que desde su origen sean sostenibles y responsables con la comunidad. Seineldin dialogó con Café & Negocios sobre la importancia de los emprendimientos sociales y las cinco empresas de Njambre.

"Nos gusta pensar que para ayudar no hay que reparar errores, sino generar modelos sostenibles e inclusivos que superen a lo que se hace en la actualidad", comentó el emprendedor en su charla y enfatizó en la importancia de no separar la actividad laboral de la responsabilidad con la comunidad. "Pareciera que hay dos éticas: la de la familia y los amigos y la del trabajo. Los emprendimientos de Njambre unen las dos cosas: el cuidado y los sentimientos con el desarrollo profesional".

Las cuatro empresas de Njambre son: Arbusta (genera oportunidades de trabajo tecnológico para los ni-ni), Umana (sistema de acceso a la salud básica a un bajo costo, en zonas alejadas de las ciudades), MamaGrande (startup biotecnológica que transforma efluentes cloacales en agua limpia, comida para animales o plástico) y Teqxac (genera software de gestión para las cooperativas de recicladores urbanos). Estas empresas vienen trabajando desde hace cuatro años y excepto Arbusta que generó oportunidades en Colombia, las otras tienen alcance nacional en Argentina.

El cofundador de Njambre dijo que cualquiera de estas empresas podría funcionar en Uruguay o en cualquier país de Latinoamérica porque "todos tienen los mismos problemas", pero para instalarse fuera de Argentina, deben darse ciertas condiciones que se están trabajando con algunos gobiernos.

Todos crecen emprendiendo

"Las empresas bajo el paradigma de la innovación inclusiva, deben ganar dinero; no son ONGs. Pero a la vez, como miembro, te sentís que estás colaborando de forma micro con problemas globales", comentó Seineldin.

El componente emocional y humano es un factor imprescindible para los emprendedores sociales.
"Trabajar con estas empresas te brinda la posibilidad de relacionarte con personas que en otro contexto no conocerías", relató el emprendedor, que gracias a Arbusta conoció a muchas familias de bajos recursos que viven en las villas en Argentina, a los llamados cartoneros y a comunidades indígenas del norte argentino.

Según Seineldin, las claves para que las ideas inclusivas prosperen son: ir al territorio, no quedarse con el Power Point y hacer contactos para crecer.

Llamado a proyectos de innovación de ANII

El martes 15 de marzo fue lanzado el Fondo de Innovación Inclusiva de ANII, que tiene dos modalidades: una investigación aplicada o la creación de un bien o servicio. En el primer caso, los interesados deberán presentar proyectos basados en una investigación previa, cuyos resultados requieran una profundización para poder concretarse en una solución efectiva. Deberá estar orientado a la mejora de la calidad de vida de un segmento de población excluído. ANII financiará el 100% de las investigaciones, con hasta un total de $ 1.300.000.

La segunda modalidad del concurso está dirigida a emprendedores, empresas constituidas, ONG u otro tipo de organizaciones que desarrollen productos y/o servicios, que brinden soluciones o herramientas que faciliten el acceso a la salud, alimentación, educación, energía, entre otros, de sectores socialmente excluídos. En este caso, la ANII financiará hasta 70% de los proyectos presentados, con un máximo de $1.925.000.

Por más información o postulaciones, enviar un correo electrónico a inclusiva@anii.org.uy

Populares de la sección

Acerca del autor