La Joya de Joaquín Sorolla se quedó sin dueño

La pintura no colmó las expectativas en la subasta y fue retirada del remate

Un retrato del pintor español Joaquín Sorolla que no se ha visto en público durante más de cien años se quedó sin comprador en una subasta realizada por la casa Bonhams.

La obra titulada "Un hebreo" no llegó al mínimo que la casa de subastas esperaba recaudar, entre US$ 418.386 y 697.310 US$, por lo que decidieron retirarlo.

La oferta más alta por la pieza del valenciano se quedó en US$ 362.601, unos 40.000 libras menos del precio de venta inicial fijado. La obra de Sorolla tiene un valor añadido, ya que, como apuntó el director de la subasta, Peter Rees, "solo se había visto antes a través de fotografías en blanco y negro, y comparte la misma volatilidad y espontaneidad que sus retratos más famosos".

"Un hebreo" muestra el rostro de un varón de edad avanzada, que lleva la cabeza cubierta por un turbante blanco y el cuerpo por una capa de color verde esmeralda.

Asociado a escenas de playa e imágenes cerca del mar, en 1898 el artista plasmó este cuadro que forma parte de una época en la que Sorolla culminó algunos de sus óleos clave como Pescadores valencianos" (1895) y Niños en la playa (1910).

En la obra se puede apreciar la influencia del pintor barroco José de Ribera por medio de los claroscuros, que dan forma al hombre que ocupa la parte central de una composición que ha permanecido siempre en manos privadas y sin ser expuesto. En la subasta de obras de artistas británicos y europeos del siglo XIX se expuso al golpe del martillo La Nuit del francés Henri Fatin-Latour, que se vendió por US$ 137.370.

Además, la pintura Portrait of Mrs. Abigail Prince del inglés Alfred Munnings alcanzó un precio de venta de 156.895 dólares, mientras que Old Friends, del también británico John Frederick Herring, acabó en manos de un comprador a cambio de US$ 129 mil.


Fuente: (EFE)