La laicidad, el sentido de la vida y las falencias de la ciencia

El arzobispo Daniel Sturla habló en Nochebuena y desató la polémica

La necesidad del ser humano de expresar lo que siente y de enmarcar sus acciones en algo que le dé sentido a su vida, y la constatación de que la ciencia no puede responder todas sus preguntas son algunas de las explicaciones que los expertos ensayan a la hora de analizar las razones de la polémica por el alcance de la laicidad en el Uruguay.

Polémica en la que, esta vez, dio el puntapié inicial, el arzobispo de Montevideo, Daniel Sturla, cuando le habló a sus feligreses en la última Nochebuena.

"No nos quedemos nosotros dentro de ese balde laicista que hace 100 años le han puesto a este país. Con un dogma que es que lo religioso, si es católico sobre todo, tiene que quedar en el ámbito de la conciencia individual. Esa es la negación de lo que es el cristianismo", fueron las, luego, muy comentadas palabras de Sturla. Aunque las redes sociales se llenaron de mensajes de rechazo o apoyo de las palabras del cardenal, las principales críticas surgieron de los sectores bastllistas del Partido Colorado.

El primero en reaccionar fue el senador colorado, José Amorín (Propuesta Batllista), que entendió las palabras de Sturla como un agravio al batllismo, que un siglo atrás encabezó la ofensiva de secularización del Estado. "Agresiva e innecesaria frase del cardenal Sturla. Libertad y laicidad son pilares para un Estado que es y debería ser ejemplo de integración", publicó Amorín en la red social Twitter.

"Me parece que el cardenal Sturla tiene todo el derecho y la obligación de trabajar para que la fe católica crezca. Está bien. (Pero) me parece que agraviando a una forma de ser del Uruguay y a un sector político, como el batllismo, se excede", dijo horas más tarde en declaraciones a Montevideo Portal. La función de Sturla "como la de todos debe ser más la de unir que la de dividir. Con estos comentarios divide", afirmó.

No se quedó atrás el diputado colorado Ope Pasquet (Batllismo Abierto) que en declaraciones al mismo portal manifestó que las declaraciones del cardenal fueron "infelices y desatinadas". La laicidad "no es un balde o un elemento negativo, sino un activo valioso al que todos contribuimos. Lamento que Sturla no lo entienda" expresó. En tanto, el diputado colorado Fernando Amado (Batllismo Orejano) fue más duro: "Prefiero a este Daniel Sturla que al 'lobo con piel de cordero'. Este es el verdadero, los batllistas sabemos frente a quien estamos", afirmó

El rincón católico

"Estoy totalmente de acuerdo", dijo ayer de mañana Sturla cuando en el programa Desayunos informales de canal 12 lo consultaron sobre los dichos del senador Amorín. "La laicidad en cuanto libertad, integración, sociedad plural y democrática, (estoy de acuerdo), por supuesto", dijo el arzobispo, al tiempo que aclaró que "nadie pretende volver atrás" en lo que refiere a la separación de la iglesia del Estado. No obstante, aclaró que él en su homilía se refirió al "laicismo" y no a la "laicidad". "Es una distinción, que yo creo que en Uruguay no se puede entender mucho", expresó. "La laicidad es algo positivo, querido por todos los uruguayos, que implica poder expresarnos con libertad. Lo que yo llamé el balde laicista es un dogma que el laicismo secularizador uruguayo de algún modo le impuso al país: que lo cristiano, sobre todo si es católico, tiene que quedar en la conciencia individual", indicó.

El cardenal explicó que sus palabras polémicas las dirigió a un público católico en una misa de Navidad. "Les estaba diciendo: 'no nos quedemos encerrados en el rincón católico'. Todas las ideas quieren comunicarse a otros", remarcó.

Nueva laicidad

Para Facundo Ponce De León, filósofo y comunicador, los constantes debates sobre laicidad son producto del aggiornamiento que está sufriendo el concepto en el mundo .

Explicó que durante mucho tiempo la laicidad fue entendida como una ausencia de expresiones religiosas en el espacio público, tal como propició José Batlle y Ordoñez.

Sin embargo, a su entender, este concepto ya no corre porque la ciencia no logró responder todas las preguntas que el hombre se formula.

"Por eso, ahora el concepto de laicidad ya no es 'evitemos todas las religiones', sino que valen todas, y todas pueden tener expresión en el espacio público", señaló el filósofo. Ponce de León dijo a El Observador que en esa "vieja laicidad" estaba pensando Sturla cuando invitó a los católicos a "no quedarse en el balde del laicismo". "El cardenal quieren aggiornar el concepto de laicidad", puntualizó.


Populares de la sección