La larga lista de motivos del gobierno para mirar de lejos a Corea del Norte

El gobierno trancó la llegada de un diplomático de la República Popular Democrática de Corea al que el FA le abrió las puertas
Ante el deseo de un diplomático de la República Popular Democrática de Corea (conocida como Corea del Norte) de visitar Uruguay para tener contactos con el Frente Amplio y con el gobierno, la coalición de izquierda accedió y le envió una invitación formal. Pero el canciller Rodolfo Nin Novoa dio la orden de que se le negara la visa al representante de Pyongyang, informó El Observador el sábado 25.

Una fuente política explicó que el gobierno consideraba absolutamente inoportuna la llegada del embajador norcoreano en un momento en el que Uruguay volverá a asumir la presidencia del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

La decisión del gobierno generó molestia en la fuerza política, que ahora tiene el tema a consideración. "Se podrá compartir o no el régimen norcoreano, pero es un régimen que lo han elegido sus ciudadanos", llegó a decir el diputado del MPP, Jorge Meroni, en el programa Suena Tremendo.

Sin embargo, existen algunas razones que ayudan a explicar por qué el gobierno no quiere que se difunda la foto de un representante del gobierno de Kim Jong-un en Uruguay más allá del argumento del Ejecutivo.

El informe de Amnistía Internacional 2016-2017 para la República Popular Democrática de Corea, el Informe Mundial 2017 de Human Rights Watch y el informe de una comisión investigadora de Naciones Unidas publicado en 2014 brinda un panorama sombrío en materia de derechos humanos en ese país.

El documento de la ONU determinaba que los abusos en Corea del Norte "carecen de paralelo en el mundo contemporáneo", mientras que el reporte de Human Rights Watch de enero de este año afirma que Corea del Norte "sigue siendo uno de los estados más represivos del mundo".

Cada uno de esos informes detalla flagrantes violaciones de las libertades individuales y los derechos políticos, entre los que se destacan detenciones, ejecuciones y reclusiones arbitrarias en campos de trabajo.

1 - Detención y reclusión arbitraria

El régimen norcoreano detuvo y condenó a nacionales y extranjeros por "delitos" no reconocidos internacionalmente. Según Amnistía Internacional, hasta 120.000 personas seguían recluidas en los cuatro campos penitenciarios para presos políticos que se conocen. Allí eran sometidas a violaciones de derechos humanos "sistemáticas, generalizadas y graves" como trabajos forzados, tortura y otros malos tratos, según la organización.

2 - Amenaza nuclear

Corea del Norte se salió del Tratado de No Proliferación y desde 2006 que hace pruebas con armas nucleares. Durante 2016 hizo dos ensayos, con lo que aumentó la tensión entre el gobierno de Kim Jong-un y la comunidad internacional. En consecuencia, la ONU endureció las sanciones económicas impuestas a ese país que recaen sobre la población.

3 - Libertad de expresión restringida

Las autoridades reprimen severamente el derecho a la libertad de expresión, incluido el derecho a buscar, recibir y difundir información sin limitación de fronteras. El acceso a las fuentes externas de información es muy restringido. No existen periódicos, medios de comunicación ni organizaciones de la sociedad civil independientes, según Amnistía Internacional. Internet es un privilegio restringido de pocos.

4 - Sin libertad de circulación

En 2016, el gobierno intensificó sus esfuerzos para impedir que sus ciudadanos dejaran el país sin autorización y obtuvieran refugio en el extranjero, según Human Rights Watch. Las personas interceptadas cuando intentaban cruzar la frontera, o devueltas por China, enfrentaron interrogatorios y torturas, así como reclusión en campos de trabajo.

5 - Muerte por hambrunas

La inseguridad alimentaria y la desnutrición crónica siguen siendo generalizadas y varios millones dependen de la ayuda humanitaria para alimentarse en Corea del Norte, según Amnistía Internacional. Continúan los informes sobre muertes de personas a causa del hambre. Cerca de un millón de norcoreanos han muerto de hambre desde la década de 1990, cuando hubo cuatro años de una hambruna generalizada que dejó graves secuelas en ese país.

6 - Persecusión política y social

Corea del Norte discrimina a sus ciudadanos por motivos políticos, y reprime de manera sistemática derechos civiles y políticos básicos, además de perseguir a quienes participen en cualquier tipo de actividades religiosas. También hay persecuciones por temas raciales y de género. El Consejo de Derechos Humanos, la Asamblea General y el Consejo de Seguridad de la ONU han condenado la actuación de Corea del Norte en materia de derechos humanos.

7 - Crímenes de lesa humanidad

El informe 2014 de Naciones Unidas incluye una serie de crímenes contra la humanidad que se constataron en Corea del Norte. Esos crímenes incluyen el exterminio, el asesinato, la esclavitud, la tortura, prisión, violaciones, abortos forzosos, violencia sexual, persecución por motivos religiosos, políticos, raciales o de género, el traslado forzoso de la población, desapariciones forzosas y el acto de privación de alimentos durante un tiempo prolongado.

Populares de la sección