La lista incómoda de Pedro

Un error político del Frente Amplio permitió que la oposición planteara indagar las empresas amigas del oficialismo

Qué necesidad había de hacer la moña de más? El affaire del cambio Nelson había hundido rápidamente a su dueño y desde el Frente Amplio se encargaron de arrojar un manto de sospechas sobre la dirigencia colorada desde ese departamento.

Pero un diputado ingenioso del MPP propuso formar una comisión investigadora en el Parlamento, quizá con la idea de desviar la atención de otros menesteres que ocupan al oficialismo, caso del déficit fiscal y la elaboración de una agenda de impuestos para tapar el agujero.

Ahora chiquito, el Partido Colorado reaccionó como el tigre que fue. Pedro Bordaberry esquivó el búmeran que ahora le pega en la frente al partido de gobierno. El líder de Vamos Uruguay propuso investigar los vínculos económicos con partidos políticos del Cambio Nelson, pero agregó otras empresas.

La lista incómoda de Pedro: Fripur, la firma pesquera fundida que costeó la banda presidencial del ex presidente José Mujica y cuyos dueños participaron en varias reuniones del quincho; Aire Fresco, la firma de intermediación de negocios con Venezuela que el Frente se negó a indagar, Cutcsa, un cuasi monopolio del transporte público en Montevideo, cuyo principal es asesor personal del presidente Tabaré Vázquez y La Diez, la agencia publicitaria de Ancap.

Como era obvio, Mujica desautorizó la iniciativa, pero tarde. Fue una patinada que arriesga una caída en plena campaña electoral. Ya se sabe que una investigación parlamentaria tiene por único objetivo horadar políticamente al adversario, con o sin argumentos y eso es lo que tratará de hacer la oposición, si logra reunir sus 49 votos en diputados más el del disidente Gonzalo Mujica.

Este legislador tiene incentivos para votar, sería una revancha por el rechazo a su iniciativa de investigar Aire Fresco. El diputado frentista Darío Pérez, nuevamente enfrascado en una pelea satánica con su rival de siempre en Maldonado, el ex intendente Oscar De los Santos, también está dispuesto a votar.

El Frente trató de neutralizar la movida colorada y propuso investigar los vínculos de las empresas con los partidos desde 1985, lo cual buscó tentar al diputado del Movimiento 26 de marzo. De todas formas, es probable que algo salga en limpio.

La línea de investigación planteada por los colorados está unida con la denuncia penal presentada por la oposición sobre las pérdidas de US$ 800 millones en Ancap durante el período pasado. Y por el mismo hilo se deslizan las denuncias de estafa contra dirigentes sindicales encargados de gestionar un programa de viviendas del PIT-CNT.

En realidad, para fines políticos, importa tanto o más el tiempo de exposición de las denuncias que el propio desenlace. La asociación con procesos de corrupción a gran escala en Brasil y Argentina son un sujeto omitido en estas denuncias que, ojo, merecen investigarse con un equilibrio y ecuanimidad que no puede exigirse al sistema político, aun cuando las denuncias sean bien intencionadas.

A pesar de todo el sesgo esas indagaciones producen información asequible al público que, de otra manera, jamás vería la luz.

De la mano de un contragolpe colorado inesperado la oposición toda tiene armas muy peligrosas para la izquierda, cuyo vínculo con el capitalismo, el capital, el dinero, la riqueza y la suntuosidad siempre fue complicado.

En este segundo tiempo el Frente Amplio juega con inferioridad numérica y le faltará uno hasta el fin del mandato. Le toca jugar a la defensiva con asedio creciente.

Y cada gol en contra, como en este caso, vale doble.

Acerca del autor