La llegada de los zombies victorianos

Esta semana se estrena Orgullo, prejuicio y zombies, una reversión del clásico de Jane Austen

Jason Rekulak era el responsable de la editorial Quirk Books. En un momento se encontraba repasando una lista de libros clásicos que habían pasado al dominio público y se le ocurrió una idea. Se la contó al escritor Seth Grahame-Smith, a quien le fascinó, y así nació Orgullo, Prejuicio y Zombies (2009), una novela que se convirtió en película y llega esta semana a los cines uruguayos.

El título del proyecto lo describe perfectamente. Se trata de una reversión de la novela original de Jane Austen (quien incluso figura como coautora), en la que la Inglaterra del siglo XIX está habitada por zombies.

Así, las hermanas Bennet de la novela original se dedican a matar a estas criaturas sin importar los prejuicios sociales, que consideran que una mujer que sabe artes marciales y manipula con habilidad un mosquete y un sable es poco femenina y poco atractiva como pretendiente.

La segunda de las hermanas, Elizabeth (Lily James, conocida por ser la versión más reciente de Cenicienta en el cine) se lanza junto al señor Darcy (Sam Riley) a matar a estas criaturas por la campiña inglesa para liberar al reino de la amenaza, encontrando el amor por el camino, a pesar de las diferencias sociales que los separan.

El recurso por el que el libro y la película generan tanta atención se hizo patente en toda la campaña previa al lanzamiento. Lo que comienza como una historia romántica y costumbrista ambientada en la Inglaterra victoriana cambia radicalmente de dirección cuando aparecen los zombies, criaturas sobrenaturales de moda gracias a la influencia de franquicias como The Walking Dead o Resident Evil.

Todo esto arroja como resultado una trama descabellada pero ocurrente, además de una carga de extrañeza y espíritu "nerd" que convirtieron al libro en un éxito de culto, algo que se espera repetir con el filme. Los ingredientes de esa mezcla son claros: mucha sangre, explosiones y damas victorianas sacando cuchillos de entre las enaguas de sus vestidos, prontas para decapitar muertos vivos cuando éstos atacan las elegantes fiestas a las que las jóvenes asisten en búsqueda de pretendientes.

Una historia complicada

La realización de la película está planificada desde 2009, año en el que se publicó la novela. Originalmente estaban involucrados en esta adaptación cinematográfica el director y guionista David O. Russell (Joy: el nombre del éxito; Escándalo Americano) y Natalie Portman como protagonista, aunque el realizador se retiró en 2010 por cuestiones de agenda, mientras que la actriz se reconvirtió en productora, dejando a James el rol de Elizabeth Bennet.

Sin embargo, entre 2010 y 2013 la producción estuvo en suspenso, y se dudó sobre una eventual llegada a las pantallas, con varias reescrituras de guión en el medio, y una continua danza de nombres sobre quiénes ocuparían la silla de director y los diferentes roles actorales. El encargado de la dirección y el guionado final fue Burr Steers (17 otra vez, Más allá del cielo).

En el elenco también están incluidos Lena Headey, Charles Dance (dos caras conocidas para los seguidores de Game of Thrones, donde encarnan a la reina Cersei Lannister y a su padre Tywin, respectivamente), y Matt Smith (Terminator: génesis, la serie británica Doctor Who).

La demora de este filme fue tal que antes se logró adaptar otras novelas similares, como Abraham Lincoln: cazador de vampiros, otra creación de Grahame-Smith. Sin embargo, quedan otras pendientes aún, como Sentido y sensibilidad y monstruos marinos (también inspirado en una obra de Austen) y Androide Karenina.

Finalmente, en 2013, el proyecto se reinició, llegando ahora a los cines del mundo. A su vez existen tanto una precuela como una secuela de Orgullo, prejuicio y zombies, por lo que, si esta película resulta exitosa, no sería del todo descabellado pensar en una adaptación de estos libros.

Populares de la sección