La madre del Chapo huyó en avioneta del santuario de Sinaloa

Luego de que un grupo de sicarios saqueara su casa, el cartel que comandaba su hijo la sacó de La Tuna

El sábado pasado, un grupo de sicarios saqueó la mansión donde vivía Consuelo Loera, la madre de Juaquín "El Chapo" Guzmán, el cártel de Sinaloa sacó en una avioneta a la anciana de La Tuna, el pueblo natal del narco.

Su destino es incierto, según informa el diario español El País y marca "el principio del fin del poder de Joaquín Guzmán Loera" en esa región.

Esta fue la primera vez que se ataca la región que fue dirigida y comandada por el famoso narcotraficante que, encarcelado, espera ser extraditado a Estados Unidos. El saqueo de su casa materna es una clara señal de cambios de códigos en la guerra narco que se libra hace décadas en la región de Sinaloa, que ahora es el objetivo en disputa entre diferentes bandas.

Las características del ataque a La Tuna fue encabezado por 150 hombres armados que ingresó a plena luz del día e irrumpió en la mansión de Loera que estaba sola, sin la custodia del jefe zonal del cártel, Aureliano Guzmán Loera, El Guano.

Aunque la madre del Chapo salió ilesa del ataque, su casa fue quemada y al menos tres vecinos de su pueblo fueron asesinados.

Hasta hoy ninguna organización se atribuyó la arremetida contra el santuario de Sinaloa, pero los medios mexicanos apuntan a los hermanos Beltrán Leyva, que lideran una organización criminal enfrentada a El Chapo.

La detención de El Chapo dio pie a que se gestara una sangrienta guerra en la interna del cartel de Sinaloa que generó que unas 250 familias abandonaran La Tuna y sus alrededores, zona donde se encuentra la mayor producción de opio de América.


Populares de la sección