La maquinaria para el agro persiste en la cancha del Prado en tiempos difíciles

Los empresarios, aunque la concreción de negocios es limitada, igual resaltan el valor de estar
La Expo Prado es, sobre todo, una muestra de ganadería, pero también hay fierros y si bien allí no se los puede observar "andando" –como sucede en la Expoactiva o en la Expo Melilla–, igual la presencia de empresas expositoras de maquinaria para el mundo de los agronegocios es un puntal de la muestra que concluirá el próximo domingo.

No es un año caracterizado por buenas ventas, hay 20 empresas cuando otras veces fueron más y en los stands campeó la mesura a la hora de invertir en la exhibición de la maquinaria, pero han sido de nuevo un aporte relevante.

"Que estén es clave para tener un Prado variado y de calidad. Son unas 20 empresas, pero las marcas son muchas más porque hay expositores que en un mismo stand tienen varias, nacionales e internacionales", destacó Alejandro Carvalho, director de exposiciones de la Asociación Rural del Uruguay (ARU).

También dijo a El Observador Agropecuario que "esas empresas cumplen con la misión trascendente de informar sobre innovaciones tecnológicas que hoy son absolutamente imprescindibles para ser más competitivos, en un ámbito que recibe a muchos productores de todo el país y de todos los rubros".

En una recorrida por el predio El Observador Agropecuario comprobó que hay firmas que llevan cinco décadas en la Expo Prado y otras que debutan. La gran mayoría no participó mucho, pero valoran estar porque les permite acompañar a los productores, algo que se entiende es reconocido en los momentos de vacas flacas.

Anthony Hernández –de la empresa Florencio Hernández, de San Jacinto– fue uno de los que admitió que haya o no ventas, "es bueno estar para seguir haciéndose conocer en el sector".

Luis Aberastegui –de Mary, de Santa Catalina–, comentó que "cada año hay que venir a lanzar novedades para respetar a los clientes y a una exposición tan importante y, además, tenemos que estar en las buenas porque sirve, pero en las malas hay que estar mucho más".

El Prado constituye, más allá de bonanzas o crisis, una cancha "ideal para lanzar nuevas propuestas, es una gran vidriera, viene mucha gente desde todo el interior", destacó Felipe Furtado –de Tecno Rural, de Las Piedras–.

Hay varias empresas que participan en Expo Prado, Expo Melilla y Expoactiva.

En eso coincidió Raúl de los Santos –de Domingo Basso, de Santa Lucía–, quien dijo que "cada Prado es una puerta de entrada para llegarle a mucha gente".

Fabián Viera –de Agro Maq, de San José– comentó que está impactando mucho el momento adverso en el sector lechero, "porque son 90% de los clientes"; no obstante, igual se hizo el esfuerzo de no faltar a la Expo Prado 2016. Agregó que "en nuestro caso, igual hemos tenido consultas".

Matías Muniz –de H. Petersen CAT, de Montevideo– citó que en este caso si bien CAT es una marca mundialmente muy reconocida, la compañía que hoy la representa en Uruguay es relativamente nueva; "estar en el Prado permite hacerse conocer, afianzar el posicionamiento local de la marca" e incluso encaminar negocios, dijo.

"El momento no es bueno, pero no es tan malo", reflexionó Daniel Sabella –de Melazzi, empresa que está en Mercedes y Montevideo–. Al momento de realizar la nota no se habían concretado ventas y sí se había contribuido al propósito de seguir generando conciencia sobre el valor de la actividad agropecuaria, con la presencia y respondiendo inquietudes de la gente.

César Bacelo –de Danal, de Montevideo– explicó que "es el Prado más flojo en mucho tiempo", aunque resaltó que igual es importante estar para seguir en contacto con los productores.

"Nos ha ido bien en el Prado, llevamos 50 años exponiendo y la máquina con la que más éxito hemos tenido es la niveladora de arrastre", dijo Juan Carlos Muñoz, de Sureña, de Montevideo.

Finalmente, Juan Olivera, de Chelir, de Juanicó, se puso en la fila de los que entienden que más allá de vender, que nunca viene mal por cierto, es muy valioso estar en una muy buena plataforma "para mostrar tecnologías innovadoras", hacer promociones "y acompañar a los productores".

Menciones, oro y plata


Menciones. En el concurso de stands el jurado otorgó dos menciones en la categoría Maquinaria Agrícola. Una a Florencio Hernández y otra a Mary.
Plata. Mary exhibe el Mixer Vertical M85 uruguayo que ganó el Trofeo de Plata del Premio Gerdau Mejores de la Tierra, en categoría Destaque, división Agricultura Familiar, un premio sin antecedentes para una industria nacional.
Oro. Chelir exhibe el Vagón Forrajero Mezclador Hidráulico VFMH 1.5 de la industria brasileña Ipacol, que ganó el Trofeo de Oro en el Premio Gerdau.

Algunos precios


US$ 11.900
Tractor TYM, de Corea, 23 HP, stand de Florencio Hernández.

US$ 21.855
Distribuidor de estiércol sólido de 7,5 m3, uruguayo, stand de Mary.

US$ 5.800
Sembradora neumática eléctrica de 12 volts, de Austria, stand de Tecno Rural.

US$ 65.000
Sembradora directa de verano BM, brasileña, stand de Domingo Basso.

US$ 32.000
Mixer Trioliet, de Holanda, stand de Agro Maq.

US$ 80.000
Retroexcavadora 416 F2, de Estados Unidos, stand de H. Petersen CAT.

US$ 19.900
Tractor Foton Europard 604 60 HP con cabina, chino, stand de Melazzi.

US$ 35.000
Envolvedora en continuo para fardos redondos, canadiense, stand de Danal.

US$ 11.500
Niveladora de arrastre GTS brasileña, stand de Sureña.

US$ 8.950
Vagón Forrajero Mezclador Hidráulico VFMH 1.5 Ipacol brasileño, stand de Chelir SA.

Acerca del autor