La mesa está servida para el rol más sacrificado de DiCaprio

El protagonista de El renacido es el gran favorito en la categoría de Mejor actor y su triunfo es más que probable en la ceremonia de hoy. De todas formas, sus competidores tienen argumentos para pelearle
Este puede ser el año en el que finalmente se produzca la unión entre Leonardo DiCaprio y el premio Oscar. Pero lo mismo se decía en sus nominaciones anteriores y el actor volvió a casa con las manos vacías. Sin embargo, 2016 parece ser la oportunidad perfecta para DiCaprio, ya que su competencia no parece tan fuerte como en otras ocasiones.

Por supuesto que los otros cuatro contendientes tienen sus chances y un trabajo sólido en sus respectivas películas.

Sin embargo, las predicciones señalan que DiCaprio sobrepasa a todos con su trabajo, apoyado más sobre un despliegue físico que de díalogo. El protagonista de El renacido merece la estatuilla desde hace tiempo, aunque la Academia no suele operar en base a merecimientos. De todas formas, DiCaprio alcanza y supera el estándar necesario como para que el galardón sea justo, como también lo hubieran sido triunfos por El aviador o El lobo de Wall Street.

DiCaprio además cumple con dos criterios no escritos que pueden ayudar a ganar el premio de la Academia, como el afeamiento físico mandatorio de su papel y el hecho de que su personaje sea una figura histórica desconocida, pero real. En ese último subgrupo también se encuentran Bryan Cranston como Dalton Trumbo, Eddie Redmayne como Lili Elbe y Michael Fassbender como Steve Jobs.

Si bien una derrota de DiCaprio sería tan o incluso más morbosa y efectiva para los ratings de los Oscars que una victoria, lo cierto es que en un año donde no hay películas ni actuaciones masculinas que sobrepasen ampliamente al resto, la de DiCaprio es una de la más llamativas y diferentes e interesantes de la temporada.

Los Nominados


Bryan Cranston-Trumbo
Su nominación por Trumbo marca hasta qué punto su trayectoria cambió luego de encarnar a Walter White y pasar de actor de segunda línea a uno de los más respetados y codiciados. En la película, en la que encarna a uno de los diez guionistas y directores de Hollywood perseguidos en los años 1950 por el gobierno de su pais por su afiliación al partido comunista, Cranston interpreta de forma convincente y cautivante a un hombre que defiende a toda costa sus principios y que posee un carisma y un magnetismo que sostienen la película. Sin él, Trumbo sería un total fracaso.

Matt Damon- Misión Rescate
Como el astronauta abandonado en Marte Mark Watney, Damon es el alma y sustento principal de Misión rescate. El drama que proporciona su aislamiento y la posibilidad de no volver a la Tierra se combinan con el optimismo con el que lucha por su supervivencia, así como por varios momentos de humor. Damon cambia de estado de ánimo y con él la película, lo que expone la versatilidad y habilidad del actor. El hecho de que sea además el único personaje completamente ficticio entre los nominados lo hace destacar aún más entre sus competidores, aunque ese dato no siempre sea una ventaja en los Oscar

Leonardo DiCaprio-Revenant: El renacido
En el año en que seguramente gane el esquivo Oscar, DiCaprio no representa su mejor papel a nivel de diálogos pero aporta un componente físico a su interpretación del explorador Hugh Glass que compensa. Cicatrices, dientes amarillentos, el esfuerzo físico del papel y el rodaje, en el que se enfrentó a la hipotermia y se forzó a comer hígado de bisonte crudo (siendo vegetariano), sumado a gestos y miradas que dicen más que líneas y líneas de diálogo, así como ser el centro del extenuante recorrido que propone El renacido lo hacen el candidato más firme, y quizá el más merecedor de la gloria en esta noche de premios.

Michael Fassbender
-Steve Jobs
El actor alemán-irlandés presenta la que es, hasta ahora, la mejor versión cinematográfica de a quien en vida se lo conoció como iGod. Fassbender encarna al creador de Apple en tres momentos de su vida con una intensidad y una capacidad de expresión que compensan el escaso parecido físico del empresario. Apoyado por el gran guión de Aaron Sorkin, Fassbender se destaca especialmente en una película cuyo principal fuerte son sus actores y el ritmo veloz de sus diálogos, lo que otorga cualidades casi teatrales al filme. Es probablemente el candidato con más chances por detrás de DiCaprio.

Eddie Redmanyne
-La chica danesa
El último ganador de esta categoría gracias a una encarnación casi exacta del físico Stephen Hawking, busca repetir premio con una transformación de otro tipo a través de su trabajo en La chica danesa como el artista Einar Wegener, quien fue uno de los pioneros en las operaciones de cambio de sexo al adoptar la identidad de Lili Elbe. El actor inglés aporta delicadeza y emotividad al personaje además de la complejidad de encarnar a un personaje que se reconoce como del sexo opuesto, más allá de que en ciertos momentos sus gestos y su afectación física se hagan excesivos y caricaturescos.

Populares de la sección

Acerca del autor