La ministra tiene quien le explique

María Julia Muñoz comenzó su recorrida por el día del Patrimonio en el liceo Dámaso Antonio Larrañaga donde dos alumnos le hicieron un análisis del mural de Julio Alpuy que sobrevive en ese edificio.

Carola Wuhl, orgullosa, fue la primera en arrancar el aplauso. Durante toda la exposición no había apartado la mirada de sus alumnos del bachillerato artístico, quienes le contaban a la ministra de Educación y Cultura, María Julia Muñoz, cómo fue que el artista Julio Alpuy –alumno del Taller Torres García- llegó a pintar un mural en el liceo Dámaso Antonio Larrañaga.

Sebastián y Paula derrotaron el pánico escénico. Se daban paso uno al otro en su análisis del mural ante la mirada sonriente de su profesora que aprobaba cada vez que podía. "Per-fec-to", felicitó Wuhl a sus alumnos cuando terminaron la explicación. "Ma-ra-vi-lloso", complementó Muñoz cuando dejó su asiento y se acercó a los dos estudiantes para saludarlos. "Nunca hubiera podido disfrutar tanto de éste mural sin la colaboración y la enseñanza que ellos nos han dado", dijo Muñoz frente a quienes habían presenciado la clase de Sebastián y Paula.

La ministra había llegado al centro educativo algunos minutos después de las 13 horas. En ese lugar comenzaba su recorrida del día del Patrimonio. "Hemos venido porque se va a restaurar el mural de Alpuy que está en muy mal estado", dijo Muñoz en rueda de prensa.

No es difícil percibir la situación de deterioro en la que se encuentra ésta obra que le fue encomendada a Apluy en 1956 por parte del arquitecto José Scheps, responsable de la construcción del edificio.

"Es una situación espantosa que un mural de los mejores alumnos de Torres esté deteriorado de este modo", valoró la ministra antes de anunciar que su cartera apoyará tareas de restauración del mural a través de la Comisión de Patrimonio Cultural de la Nación y con la colaboración de la Fundación Alpuy.

Muñoz también conoció las obras de remodelación del gimnasio de ese liceo que serán inauguradas el próximo jueves.

Un día antes la ministra había visitado el liceo IAVA donde no tuvo una recepción estudiantil tan acogedora. Los alumnos de esa institución reclamaron por mejoras edilicias y le cantaron a la ministra que "no sabe nada de educación".

"Yo creo que cada vez que de estudiante entraba al IAVA nos corrían a balazos. Que los estudiantes canten porque quieren el arreglo de los techos a mí me parece muy bueno. Siendo adolescentes y estudiantes nadie le va a decir al ministro o a la ministra de la cartera `viva viva´. Ellos estaban reclamando y me pareció muy bueno, muy respetuoso y muy atinado", afirmó Muñoz consultada por este episodio en rueda de prensa.

Boletos estudiantiles

La ministra se refirió también a la información sobre los alumnos que deben pagar boleto en Colonia. Señaló que la Intendencia de Colonia debe "solucionar" el problema que afecta a unos 500 escolares en ese departamento.

Esta semana el diputado frenteamplista, Sebastián Sabini, denunció una resolución de la Junta de Colonia que habilita a las empresas de transporte a cobrar boletos a escolares.

Según Sabini, la resolución fue aprobada con los votos del Partido Nacional y el Partido Colorado.

"El doctor Vázquez cuando llegó a la Intendencia de Montevideo lo primero que hizo fue establecer la gratuidad del boleto a los efectos de que los estudiantes pudieran trasladarse", señaló Muñoz.

El intendente de Colonia, Carlos Moreira, dijo este viernes a El Observador que se comunicará con la empresa y con la ANEP para buscar una solución al tema.

Populares de la sección